INTERNACIONAL
09/01/2019 18:44 CET | Actualizado 09/01/2019 18:52 CET

Un antiguo yihadista roba autopsias de los asesinados en los atentados de Bruselas

Entró en la sede de la fiscalía y se llevó otros objetos, por lo que no se cree que el disco duro con las pruebas fuera específicamente su objetivo.

REUTERS
La plaza de la Bolsa, en Bruselas, transformada en memorial, el 23 de marzo de 2016.

Un antiguo combatiente yihadista en Siria ha robado informes de las autopsias de las víctimas de los atentados terroristas perpetrados en el aeropuerto y en el metro de Bruselas (Bélgica) el 22 de marzo de 2016, en los que fallecieron 32 personas.

Según han confirmado hoy fuentes judiciales a la Agencia EFE, el sospechoso de sustraer la semana pasada de la sede de la Fiscalía bruselense un disco duro con esa información tiene 27 años y su nombre responde a las siglas E. K. I. Ya ha sido detenido y puesto bajo mandato de arresto.

Esta persona había sido combatiente en Siria, según se desprende de una audiencia en la Cámara del Consejo de Bruselas, indicó la agencia Belga.

El ladrón forzó presuntamente el despacho de un médico forense en la planta baja del edificio judicial y se hizo con diferentes elementos, entre ellos el mencionado disco duro, con datos de varias investigaciones médicas y de informes de autopsias de diferentes casos en curso.

Todo ocurrió el pasado 3 de enero, pero sale ahora a la luz porque antes las autoridades belgas han querido informar una por una a todas las familias de los asesinados.

¿Qué buscaba?

El sospechoso ha negado toda implicación en el suceso, mientras fuentes judiciales dudan de que el robo haya tenido como objetivo específico el disco duro, ya que otros objetos también fueron sustraídos.

El hombre, que la agencia Belga identifica como Iliass Khayari, no presenta vínculos con los atentados de Bruselas, pero había sido condenado a cinco años de prisión en 2016, de los cuales podía cumplir la mitad en libertad condicional.

Reclutado por Khalid Zerkani, el mayor captador en Bélgica de combatientes para la yihad en Siria, Khayari llegó a Siria en diciembre de 2012 y volvió herido a Bélgica en junio de 2013. La agencia Associated Press sostiene que, a su vuelta, el ahora arrestado afirmó que había decapitado a un hombre en suelo sirio, pero no fue procesado por ello.

Photo gallery Atentados Bruselas See Gallery

ESPACIO ECO