TENDENCIAS
10/01/2019 07:12 CET | Actualizado 10/01/2019 07:12 CET

Nueve formas de acabar con el despilfarro y ayudar al medio ambiente

Existen multitud de maneras sencillas de reducir la huella ecológica sin salirse de presupuesto.

¿Cómo podría dejar de despilfarrar tanto?

Si se te ha pasado por la cabeza esa pregunta con la llegada del nuevo año, no es tan raro. Cada vez se sabe con más certeza que la basura oceánica está matando a millones de animales marinos, las pajitas de plástico están convirtiéndose en un objeto politizado y hasta se ha descubierto que los seres humanos están expulsando plástico en las heces.

Con todo eso, no es ninguna sorpresa que cada vez más gente se plantee el efecto que tiene su estilo de vida en el planeta. Desde las alternativas sostenibles al papel de cocina hasta el uso de bolsas reutilizables en vez de bolsas de plástico, existen multitud de formas sencillas de reducir la huella ecológica sin salirse de presupuesto.

Para ayudarte en este objetivo, la edición estadounidense del HuffPost ha recopilado nueve de los mejores modos de reducir el despilfarro, ya sea en la cocina o en el cuarto de baño.

1. Cambia el papel de cocina por alternativas reutilizables

Food52

Una forma sencilla de empezar un estilo de vida con menos despilfarros es dejar de utilizar el papel de cocina y empezar a usar alternativas reutilizables como los paños o las servilletas de tela. Hazte con un juego de paños de microfibra para uso diario o con servilletas de tela para secar los líquidos derramados o las manos. Puedes utilizar también unos paños de lino y algodón para conservar las sobras y demás productos.

2. No utilices bolsas de plástico

Amazon

Cuando estás en el supermercado y te das cuenta de que te has olvidado la bolsa reutilizable en casa, las bolsas de plástico son una solución rápida, es cierto, pero estas son realmente dañinas para el medio ambiente. Por suerte, hay un montón de alternativas innovadoras. Existen bolsas hechas con cera de abeja que también pueden usarse para envolver sobras de queso, frutas, verduras y pan, así como bolsas reutilizables de silicona para guardar frutas, verduras y hasta líquidos. Son muchas las alternativas para ser más ecológicos en la cocina.

3. Deja de tirar los residuos orgánicos a la basura

Food52

Otro modo estupendo de ser más ecológico este año es empezar a separar la basura orgánica en otro contenedor para hacer compost. Existen muchos tipos de contenedores de uso doméstico para este fin, incluso para quienes no disponen de mucho espacio o para quienes prefieren un diseño más elegante de acero y madera. Para prevenir los malos olores, se recomiendan los diseños en acero inoxidable y filtros de carbón.

4. Instala una alcachofa de ahorro en la ducha

Tero Vesalainen via Getty Images

Las duchas son una de las actividades que más agua gastan en el hogar, solo por detrás de la lavadora y los inodoros. Una ducha media dura 8,2 minutos a un ritmo de 8 litros por minuto. Son muchos los litros que se van por el sumidero. Existen alcachofas de ahorro que limitan el flujo de agua a 5,7 litros por minuto para ahorrar hasta un 40% de agua. Hay opciones variadas, económicas y de instalación sencilla.

5. Llévate tus propios cubiertos y vajilla cuando comas fuera

Amazon

Independientemente de si te compras una ensalada para comer todos los días o de si pruebas suerte en la cantina del trabajo, supone un gran despilfarro semanal de envases de papel y plástico. Para evitarlo, llévate tu propia caja de comida bento reutilizable (o tupper) donde suelas comer. Solo tienes que lavarla y volver a llevártela al día siguiente. No te olvides de coger cubiertos reutilizables también. Esta caja de bambú incluye hasta una pajita metálica reutilizable y un limpiador.

6. Congela las sobras antes de que se pongan malas y acuérdate de comértelas

Amazon

Se estima que en el mundo se desperdicia un tercio de los alimentos que se producen. UN TERCIO. Y, aunque no todo está en tus manos, siempre puedes tirar menos. En vez de almacenar guisos, verduras y cacerolas en el frigorífico, donde muchas veces se quedan en el olvido hasta que se echan a perder, guárdalo todo en el congelador. Las bolsas de silicona para guardar comida son un método práctico, sencillo y seguro de almacenar ingredientes, sobras, líquidos, snacks y demás alimentos en el congelador para alargar su vida útil. Además, se pueden meter al microondas, al horno, al lavavajillas y al frigorífico.

7. Mantén las verduras y hierbas frescas durante más tiempo

Food52

Los cajones de las verduras, pese a su nombre, no sirven de mucho para mantener en perfecto estado las verduras. Si quieres que tu cocina sea más sostenible, hay alternativas para mantener el perejil fresco y preservar el aroma de la albahaca sin enrollarlas en papel de cocina húmedo. Con estos envases estancos podrás mantener tus productos ventilados, con una bandeja que evita la humedad para que no se echen a perder tan pronto. Si prefieres evitar los plásticos, quizás te gusten estas bolsas de almacenamiento de verduras, hechas de algodón orgánico, que mantienen las verduras frescas y sin humedad. Hay envases de silicona diseñados para alargar la vida de tus productos a medio usar. También hay recipientes para preservar las hierbas y que no se marchiten de repente. Echa un vistazo a esta guía de productos que puedes adquirir para alargar la vida de tus ingredientes.

8. Sustituye los envoltorios de plástico por una alternativa más ecológica

Amazon

Los envoltorios de plástico o el film transparente se utilizan para cubrir muchos alimentos y preservarlos más tiempo. Sin embargo, ahora existen muchas alternativas al plástico: papel de cera para envolver y preservar alimentos y fundas de lino y algodón para cubrir ollas o tuppers. También hay tapas de silicona para cerrar cualquier envase del frigorífico. Son duraderas y se pueden estirar.

9. Convierte tu cisterna antigua en una de descarga dual para ahorrar agua

richard johnson via Getty Images

Algunas cisternas antiguas pueden gastar entre 11 y 26 litros de agua cada vez que tiras de la cadena. Sin embargo, en la actualidad existen inodoros más eficientes capaces de funcionar con hasta un 70% menos de agua. También existen adaptadores de fácil instalación para convertir cualquier cisterna estándar en una cisterna dual de dos botones para ahorrar agua y evitar fugas.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Photo gallery Limpieza eco See Gallery
Photo gallery ¿Qué puedes hacer tú para reducir el despilfarro? See Gallery

EL HUFFPOST PARA IKEA