España se reencuentra a tiempo y acaba goleando a Suecia para espantar sus fantasmas

España se reencuentra a tiempo y acaba goleando a Suecia para espantar sus fantasmas

La selección remonta a las suecas y cierra la fase de grupos de la Nations League con un 5-3 que vale mucho más de lo que parece. Récord de asistencia a un partido de la selección femenina en el cierre de un año para la historia.

Athenea del Castillo celebra su gol a SueciaJORGE GUERRERO vía Getty Images

Había mucho más en juego de lo que parecía. Con un conato de revuelta en ciernes tras lo ocurrido el viernes ante Italia y absolutamente ko en un momento contra Suecia, la reacción de campeona de España tiene un valor incalculable.

La selección femenina ha cerrado la Nations League con una goleada (5-3) ante Suecia, en un partido que estuvo perdido y que acabó remontando con juego y talento para llegar a la futura final a cuatro en signo positivo. Que falta hacía, especialmente en un escenario como La Rosaleda, que ha logrado este martes el récord de asistencia a un partido de 'La Roja'. 15.896 almas para cerrar un año histórico del mejor modo

El año del 'caso Rubiales', del enfrentamiento entre jugadoras y seleccionadora, pero sobre todo el año en que fuimos campeonas del mundo.

La previa venía movida. Porque la polémica por el cambio de Aitana Bonmatí al descanso ante Italia y la salida al campo con solo 10 jugadoras reventó la paz jugadoras-cuerpo técnico que tanto había costado firmar. Ausente esta vez del once titular la Balón de Oro, Montse Tomé planteó cambios para una cita intrascendente en lo deportivo pero relevante en lo moral. Los planes salieron bien 40 segundos. Los que tardó Suecia en adelantarse. Su jugada, otra vez. Córner al primer palo, peinada de cabeza al segundo y gol de su killer, Blackstenius. Agua fría en chorros para la afición.

Esta vez, mérito de 'La Roja', la reacción fue casi inmediata. Apenas cumplido el minuto 10 y en una combinación precisa en pocos toques, Olga Carmona recorrió la banda izquierda y sacó un centro medido al corazón del área, donde Salma Paralluelo supo ganarse el hueco y rematar abajo, pegado al poste, donde no llega nadie. La tercera del último Balón de Oro sigue picando alto. Pena que la alegría fuese pasajera. 

En la siguiente jugada, Suecia encontró hueco en el último tercio de campo español y con un pase en corto, al hueco, Asllani se coló entre las centrales para batir a Misa Rodríguez. Era el minuto 12 y el partido se había convertido en un correcalles en el que salía perdiendo España y especialmente su endeble defensa.

Minutos críticos y un 'resoplido' con significado

Sin rumbo sobre el campo, salvo arreones en ataque con Salma como protagonista y una acción sin acierto tras un error de la meta visitante, el daño se hizo mayor a la media hora. Kaneryd se movió a la perfección en el área y, aprovechando la extrema laxitud de la zaga española, dio un pase de la muerte que Blackstenius no desperdició para el 1-3. La mejor noticia es que, desde entonces y hasta el descanso no hubo noticia, bajo un ambiente menos animoso de lo que la cita parecía ofrecer.

El fútbol, esta vez sí, fue amable con España a la vuelta de vestuarios. El larguero evitó lo que hubiera sido un fatal 1-4. Lo que llegó, poco después, fue la mejor jugada local en todo el encuentro, rematada con acierto por Athenea del Castillo. La madridista se está convirtiendo en clave en la 'nueva España' de Montse Tomé y supo rematar una gran jugada que contó con Jenni Hermoso, Mariona Caldentey y de nuevo Carmona. El televisivo resoplido de la seleccionadora significaba mucho más que un 'simple' 2-3.

El gol sirvió para que la campeona mundialista volviera a su ser, un torbellino de juego combinativo y afilada en ataque. Recuperada la posesión y la posición sobre el campo, la respuesta fue avasalladora

Mariona, muy activa en todo momento, encontró el premio a su actividad con un potente disparo sin respuesta posible de la meta sueca. Corría el 78' y la sensación, esta vez sí, ya era favorable del todo para España. Jugadoras y público querían más y el empuje tuvo éxito inmediato

Ambiente en La Rosaleda en el partido de la selección femenina con mayor asistenciaEFE/ Jorge Zapata

En tres minutos, Fiamma, entrada poco antes, dio la vuelta al marcador con un 4-3 que tampoco pareció suficiente a las de Tomé. Con Suecia ya vencida física y moralmente, fue otra vez Mariona la que selló la goleada con una transición de libro. Porque cuando España juega...

Dentro de un tiempo, a nadie le importará el resultado de hoy en Málaga, con la clasificación ya sellada. Sí puede ser clave el ejemplo de cómo un equipo ha pasado de asomarse al abismo a levantar la cabeza y sacar lo mejor de sí.

España cierra un año para la historia del mejor modo... y mira a 2024 con hambre. En febrero, los Juegos estarán a un partido y un nuevo título a dos. 

También te puede interesar...