La RFEF pide "disculpas", promete "acelerar" los cambios y niega haber querido "meter más presión" a las jugadoras

La RFEF pide "disculpas", promete "acelerar" los cambios y niega haber querido "meter más presión" a las jugadoras

La RFEF toma medidas después de la reunión de madrugada en el hotel de Oliva en el que se logró un mínimo acercamiento de cara a los inminentes compromisos de la selección. Poco después del comunicado anunció el cese de Andreu Camps como secretario general.

Montse Tomé y Pedro Rocha se saludan en la presentación oficial de la nueva seleccionadoraEFE / Rodrigo Jiménez

Más pasos hacia el entendimiento entre partes. La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha emitido un nuevo comunicado para expresar "su apoyo" a las jugadoras que están pasando por "estas circunstancias indeseadas", pedir "disculpas" y prometer que van a "acelerar" los cambios exigidos por las futbolistas.

El texto, lanzado media tarde de este miércoles, llega horas después de una reunión de urgencia y de madrugada en el hotel de concentración en Oliva, donde se alcanzó un mínimo acuerdo para afrontar los inminentes compromisos de la selección

Y ha visto la luz solo unos instantes antes de que el mismo organismo oficializara lo que ya era un secreto a voces, la destitución del hasta ahora secretario general, Andreu Camps, que era el principal 'reclamo' de las futbolistas, por tratarse de la mano derecha de Rubiales.

Desde la máxima institución del fútbol español aseguran que "los pasos dados hasta el momento" por la dirección actual siempre han buscado que "las jugadoras necesitan sentir que la Federación es su casa, un entorno seguro". "No obstante, reconocemos que no hemos logrado hasta ayer crear un clima de confianza con las internacionales".

"En ningún momento ha sido intención de la RFEF aportar más ruido y presión a las jugadoras". "En este sentido, la RFEF lamenta profundamente que así se haya considerado por la forma elegida para la convocatoria para los próximos partidos", continúa el texto, en referencia a las críticas por el llamamiento a buena parte de las 39 futbolistas que se declararon no convocables mientras no se afrontasen los cinco "cambios estructurales" demandados.

El comunicado insiste en las disculpas por el torrente de acontecimientos del último mes desde que España ganó el Mundial y lo hace "a cada una de ellas", pero "particularmente a Jenni Hermoso". 

Las jugadoras necesitan sentir que la Federación es su casa, un entorno seguro. No obstante, reconocemos que no hemos logrado hasta ayer crear un clima de confianza con las internacionales
Comunicado de la RFEF

En la reunión, de la que no hay mención expresa (aunque sí implícita) en la nota, las jugadoras habrían puesto sobre la mesa y ante el mismo CSD la necesidad de que sean cesados varios nombres de relevancia en el aparato federativo y que podrían tener las horas contadas como miembros de la RFEF. 

La RFEF responde indirectamente, insistiendo en su compromiso para "realizar cambios estructurales para iniciar esta nueva etapa, absolutamente necesaria", unas transformaciones que aseguran "hemos acelerado y hemos comunicado tanto al CSD, como a las jugadoras internacionales, esta decisión".

Así, y a falta de oficializar esos cambios, la nueva etapa se asentaría en tres principios marcados por la RFEF como "buena gobernanza, transparencia e igualdad". 

Este es el comunicado íntegro de la RFEF tras la reunión

La RFEF es consciente de la absoluta necesidad de iniciar una nueva etapa y cerrar la crisis institucional abierta tras la victoria en el Mundial de la Selección.

La Federación quiere mostrar su apoyo a todas las internacionales que están pasando por estas circunstancias indeseadas; y reitera las disculpas por lo ocurrido tras la victoria en el Mundial a cada una de ellas y, en particular, a Jenni Hermoso, inmersa en una situación que ella no ha generado. Vamos a apoyarlas siempre.

Es importante señalar, ante los acontecimientos de las últimas horas, que en ningún momento ha sido intención de la RFEF aportar más ruido y presión a las jugadoras.

En este sentido, la RFEF lamenta profundamente que así se haya considerado por la forma elegida para la convocatoria para los próximos partidos.

Durante los últimos días hemos reiterado nuestro compromiso público de realizar cambios estructurales para iniciar esta nueva etapa, absolutamente necesaria, que respete criterios de buena gobernanza, transparencia e igualdad.

Gobernanza, como rectitud en el manejo de los asuntos propios; un manejo independiente, sin injerencias, autónomo y decidido.

Transparencia, como resumen de la vocación y necesidad de abrirnos a la sociedad, para que nos conozca y sepa qué hacemos, cómo lo hacemos y por qué lo que hacemos es lo mejor para el fútbol español.

Igualdad como tercer principio: una igualdad de oportunidades para todos y todas; una igualdad entre sexos y también entre los diferentes actores y actrices del fútbol. Igualdad que se resume en que todas y todos tengamos las mismas opciones de disfrutar de nuestro deporte de forma segura, libre y aspirando siempre a las máximas cotas de éxito.

Entendemos que las jugadoras necesitan sentir que la Federación es su casa, un entorno seguro donde mostrar su profesionalidad y su calidad deportiva ostentando el privilegio de representar a España.

Los pasos dados hasta el momento por la dirección actual de la RFEF siempre han buscado este objetivo. No obstante, reconocemos que no hemos logrado hasta ayer crear un clima de confianza con las internacionales.

Hemos acelerado los cambios previstos por la Federación y hemos comunicado tanto al CSD, como a las jugadoras internacionales, esta decisión.

El fútbol español merece un absoluto reconocimiento, y todos los que formamos parte de él debemos unirnos para lograrlo.

MOSTRAR BIOGRAFíA

Miguel Fernández Molina (Sabiote, Jaén, 1987) es periodista licenciado por la UCM. Trabajó ocho años en el medio digital 'Mundotoro' antes de llegar a 'El HuffPost', donde ejerce de responsable de cierre y escribe sobre deporte, internacional y política, entre otros campos.