Reino Unido evacúa a diplomáticos en Ucrania y EEUU ordena salir a su personal no esencial

El Departamento de Estado recomienda a todos los estadounidenses que salgan del país y aconseja a sus ciudadanos no viajar a Rusia.
El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, y el presidente de Ucrania, Vladimir Zelenski.
El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, y el presidente de Ucrania, Vladimir Zelenski.
EFREM LUKATSKY/POOL/AFP via Getty Images

Estados Unidos ha ordenado este domingo la salida de Ucrania de las familias de los empleados en su embajada en el país y del personal no esencial ante la “amenaza continuada de una acción militar por parte de Rusia”.

Así lo subraya el Departamento de Estado en un comunicado en el que recomienda asimismo a todos los estadounidenses que se encuentren en Ucrania que salgan del país.

“Hay informes de que Rusia está planeando una acción militar significativa contra Ucrania” y las condiciones de seguridad, particularmente en las fronteras de Ucrania, en Crimea y en las zonas del este de Ucrania controladas por Rusia son “impredecibles” y se pueden “deteriorar” sin aviso, ha advertido el departamento de exteriores estadounidense.

También ha subrayado que los estadounidenses deben ser conscientes de que una acción militar rusa en cualquier punto de Ucrania puede “impactar seriamente a la embajada de Estados Unidos” y su capacidad para prestar servicios consulares.

Por eso ha insistido en que los estadounidenses que se encuentren en el país “deberían salir utilizando el transporte comercial o de cualquier otra opción privada disponible”.

El Departamento de Estado ha pedido asimismo a todos los estadounidenses que se registren en su web para casos de crisis como el actual para poder contactar con ellos en caso de que sea necesario.

Y aconseja no viajar a Rusia

Además, EEUU ha recomendado este domingo a sus ciudadanos que no viajen a Rusia ante la tensión actual con Ucrania. En un comunicado, el Departamento de Estado coloca a Rusia en el nivel 4 de sus recomendaciones de viaje, es decir, recomienda a sus ciudadanos que no se trasladen a ese país y entre las razones que aduce está la de que haya “hostigamiento” contra ellos.

Entre las razones que el Departamento de Estado aduce para pedir a sus ciudadanos que no acudan a Rusia está la tensión con Ucrania pero también la posibilidad de que los estadounidenses sean objeto de “hostigamiento”, incluso por parte de “oficiales de seguridad del Gobierno ruso”.

Incluye otras amenazas como “terrorismo”, la pandemia o una “imposición arbitraria” de las leyes locales contra ellos.

Además advierte de que la habilidad del Gobierno estadounidense de ofrecer ayuda de emergencia a sus ciudadanos en Rusia está ya “seriamente limitada”, sobre todo en las zonas lejanas a la embajada en Moscú, debido a las propias limitaciones que el gobierno ruso ha puesto sobre el personal consular estadounidense.

Este domingo, además, el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, amenazó con una respuesta ”ágil y severa” si “una sola fuerza adicional rusa” entra en territorio ucraniano de forma agresiva, tras la confusión generada esta semana por las palabras del presidente Joe Biden.

“Si una sola fuerza adicional rusa entra en Ucrania de forma agresiva, se producirá una respuesta ágil, severa y unida por parte de Estados Unidos y de Europa”, indicó el jefe de la diplomacia estadounidense en una entrevista con el canal CNN.

Las palabras de Blinken se producen después de que el jueves el propio Biden tuviera que aclarar que cualquier tipo de incursión rusa en territorio ucraniano será considerada “una invasión”, tras la confusión que había generado anteriormente al insinuar que su país matizaría las consecuencias ante una ocupación de menor escala.

La confusión se produjo durante una rueda de prensa con motivo de su primer aniversario en la Casa Blanca, en la que Biden dejó entrever que la respuesta de Occidente podría no ser tan dura si Moscú opta por alguna medida que no suponga una invasión a gran escala.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, ya se vio obligada en un primer momento a aclarar en un comunicado que, “si cualquier fuerza militar rusa cruza la frontera con Ucrania”, Washington lo considerará “una nueva invasión” e impondrá represalias “rápidas y graves” de forma coordinada con sus aliados europeos.

A pesar de la rectificación, el presidente de Ucrania, Vladimir Zelenski, respondió el mismo jueves a Biden que “no hay incursiones menores”.

El Kremlin ha negado una y otra vez que tenga planeada una invasión, pero la importante presencia de tropas rusas en la frontera ucraniana, con unos 100.000 efectivos, y las nuevas maniobras militares anunciadas por Moscú para las próximas semanas han acrecentado el nerviosismo de Estados Unidos y la OTAN.

Más tropas estadounidenses en la frontera y nuevas sanciones

El presidente estadounidense, Joe Biden, está considerando enviar más tropas a los países aliados de la OTAN en la Europa del Este ante la amenaza de una invasión Rusia en Ucrania, según informa el New York Times. La primera idea es enviar entre 1000 y 5000 efectivos, aunque admite que podrían ser más si la situación empeorase.

Por su parte, el secretario de Estado Antony Blinken, ya dijo este domingo en una entrevista en la CBS, que aunque están “centrados en el diálogo” también están “muy enfocados” en desarrollar la defensa y la disuasión.

Además, la administración Biden también sopesa imponer un control a la exportación de productos tecnológicos si Moscú decide invadir Ucrania. La mayoría de productos tecnológicos usan semiconductores y la gran mayoría de estos semiconductores se fabrican o se diseñan en Estados Unidos.

De este modo, con el control en la exportación de estos productos, se impediría que Rusia obtuviera estos materiales frenando el desarrollo tecnológico ruso en materias como la aviación o la alta tecnología.

Reino Unido también se va

La mitad del personal de las embajadas de británicas en Ucrania volverá a Reino Unido. Aunque mediante un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores británico ha remarcado que la embajada “seguirá abierta y continuará realizando tareas esenciales”.

Los funcionarios han indicado a la BBC que no hay amenazas específicas contra los diplomáticos británicos, pero que la mitad del personal que trabaja en la embajada regresará al Reino Unido.

El Gobierno británico reiteró el sábado que apoya “inequívocamente” la soberanía e integridad territorial de Ucrania, dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente.

Y Australia

Las autoridades australianas han elevado este lunes el nivel de alerta en Ucrania al ordenar la evacuación de los familiares del personal de su embajada en Kiev y recomendar no viajar al país ante la amenaza de una invasión por parte Rusia.

“Recomendamos no viajar a Ucrania debido al riesgo de conflicto armado. El Gobierno australiano ha comunicado la salida de los dependientes del personal de la embajada en Kiev”, señala la página australiana oficial de avisos de viaje.

Las autoridades recomiendan a los australianos salir del país lo antes posible en un vuelo comercial si “es seguro” y que se registren en una página especial debido a la situación de seguridad en la frontera, donde Rusia ha aumentado su presencia militar.

La recomendación de no viajar estaba vigente hasta ahora solamente a la región suroriental de Donbas, sumida en un conflicto entre fuerzas ucranianas e independentistas prorrusos.

Alemania facilitará la salida de Ucrania a familiares del personal diplomático

El Ministerio de Exteriores de Alemania ha anunciado este lunes que facilitará la salida de Ucrania a los familiares del personal diplomático y de los empleados de organizaciones alemanas en el país que así lo deseen.

El objetivo de la medida es “garantizar la seguridad” de las personas que están bajo responsabilidad del Ministerio, ha afirmado el portavoz de Exteriores, Christopher Burger, durante una rueda de prensa en Berlín.

“Al mismo tiempo, seguimos manteniendo la capacidad de trabajo de nuestra representación en Kiev; necesitamos disponer de representación diplomática para apoyar a Ucrania en esta situación,” ha agregado Burger.

Ante las preguntas de los periodistas, el portavoz ha explicado que sería posible recurrir a medidas más extremas, pero que “en vista de la situación actual”, el Ministerio de Exteriores alemán cree que ésta es la “adecuada”.

Aunque la Unión Europea pide no “dramatizar”

Por contra, la Unión Europea no reducirá el personal de su Embajada en Ucrania. Lo ha asegurado este lunes el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, quien ha pedido no “dramatizar”.

“No haremos lo mismo, porque no tenemos ninguna razón específica (...) No creo que tengamos que dramatizar en tanto que las negociaciones continúan y están continuando. No creo que tengamos que abandonar Ucrania”, ha dicho Borrell a su llegada a la reunión que los ministros de Exteriores de la UE celebran este lunes en Bruselas.

Y Kiev ve “prematuro” retirar el personal de la embajada

Ucrania ha considerado este lunes una medida “prematura y de “excesiva cautela” la decisión de EEUU de ordenar la salida del país de las familias de los empleados en su embajada en Kiev y autorizar la marcha del personal no esencial ante la amenaza de una acción militar por parte de Rusia.

En un comunicado, el portavoz del Ministerio de Exteriores ucraniano, Oleg Nikolenko, dice que Kiev “tomó nota” de la medida tomada por el Departamento de Estado de EEUU, en la que también recomienda a todos los estadounidenses que se encuentren en Ucrania que salgan del país.

“Aunque respetamos el derecho de los Estados extranjeros a garantizar la seguridad de sus misiones diplomáticas, consideramos prematura tal medida por parte estadounidense y una manifestación de excesiva cautela”, ha señalado el portavoz.

La diplomacia ucraniana afirma que “no ha habido cambios radicales en la situación de seguridad recientemente”, porque “la amenaza de nuevas oleadas de agresión rusa se ha mantenido de forma constante desde 2014, y la acumulación de tropas rusas cerca de la frontera estatal comenzó en abril del año pasado”.

El Gobierno de Ucrania indica además que la decisión del Departamento de Estado “no significa que todos los empleados de la embajada de EEUU abandonen ahora Ucrania”.

“La embajada seguirá funcionando plenamente. A los miembros de la misión diplomática se les dio la oportunidad de irse si así lo deseaban. Sin embargo, su salida no es obligatoria”, ha recalcado el portavoz de Exteriores.