El economista que anticipó la crisis de 2008 vaticina lo que ocurrirá en España en los próximos años

Santiago Niño Becerra ha acudido este domingo al programa 'La Roca'.
El economista Santiago Niño Becerra, en 'La Roca'.
El economista Santiago Niño Becerra, en 'La Roca'.
LASEXTA

El economista Santiago Niño Becerra, que vio venir la crisis del 2008 antes que la mayoría —en 2006 anticipó que se desencadenaría un tsunami económico y social debido a las “elevadas tasas de endeudamiento”— ha acudido al programa La Roca, donde ha hecho un duro vaticinio sobre lo que ocurrirá en España en los próximos años.

Así, ha comenzado su intervención matizando que “hay dos temas que son distintos, uno es el precio de la gasolina, el precio de las commodities, maíz, trigo, etcétera, que está disparado y va a seguir así”.

“Sobre el tema de la inflación”, ha continuado, “han hablado del tipo general de precios, que realmente es enorme, pero mucho más importante que eso es la inflación subyacente, es decir, descontando combustibles y alimentos perecederos, eso está en el 4,9%, es una exageración”, ha apuntado.

Tras estas palabras, la presentadora del formato, Nuria Roca, ha señalado que “se encarece la luz, se encare la compra, todo se encarece”, y ha preguntado: ”¿Va a acabar siendo un lujo comer?”. “Un lujo para algunos, sí”, ha asegurado el economista.

En este sentido, Santiago Niño Becerra ha resaltado que, de hecho, “uno de los signos de crecimiento de un país es el porcentaje de la renta que se destina a alimentación. En un país como España, después de la Guerra Civil, era muy normal que la familia media española tuviera que dedicar a alimentación casi el 40% de sus ingresos. Este porcentaje ha ido bajando progresivamente y ahora está volviendo a subir”.

Esto, según el experto, lo que nos está diciendo “es que cada vez va a ser más cara la vida”.

En ese momento, la presentadora ha recordado unas palabras del economista: “España lleva siendo pobre 20 años pero nos han hecho creer que éramos ricos”. “Sí, de hecho más de 20”, ha matizado él.

“Esto tiene mucho de psicológico”, ha destacado. “Tiene mucho de económico, pero también mucho de psicológico. Si a una persona se le dice, ‘usted es pobre’, resulta que esa persona está triste, o no está contenta. Si no está contenta no vota lo que es conveniente votar, o no vota, lo cual también es malo. Además puede protestar y puede demandar cosas”, ha añadido.

Sin embargo, “si a la persona se le dice, evidentemente usted no es millonaria, pero le vamos a dar un crédito, con lo cual usted va a poder irse de vacaciones a las Maldivas o comprarse un BMW, entonces esa persona está contenta, la sociedad es mucho más estética”, ha explicado.

“El futuro, si es mejor o peor para nosotros es porque podemos compararlo. Es decir, por pura lógica todos los que estamos aquí vamos a estar vivos en el 2030, por pura lógica”, ha contado. Así, ha remarcado que lo compararemos con cosas que conocemos, el 2005, el 2006, el 2007. “Si me hace la pregunta: ¿en 2030 la vida va a ser más cara, va a estar peor que en 2005? La respuesta es que sí, claramente sí”, ha contestado sin dudar a Nuria Roca.

A continuación, ha apostillado que los niños que hoy tengan “cuatro años no lo van a notar porque no lo van a poder comparar con nada”. “Por eso, la generación que va desde el 2008 al 2023 se le llama la generación T, porque es la primera del nuevo modelo. Para esa generación lo que pase será lo normal, mientras que los que más vamos a sufrir vamos a ser nosotros y la generación Z, que va del 1996 al 2008”, ha manifestado.