El ISIS confirma la muerte de su líder y anuncia su nuevo 'califa'

El ISIS confirma la muerte de su líder y anuncia su nuevo 'califa'

El anterior cabecilla conocido cayó abatido en una operación especial de las fuerzas estadounidenses en Siria.

Un miembro del ISIS posa con una bandera de su grupo terrorista
Un miembro del ISIS posa con una bandera de su grupo terroristaPictures from History via Getty Images

El grupo terrorista ISIS (autodenominado Estado Islámico) ha confirmado este miércoles la muerte de su líder, Abu al Hasan al Qurashi, que ha caído en combate, como ha reconocido la propia organización.

Al Quraishi ha estado menos de un año en el cargo, al que ascendió tras la muerte de su predecesor, Abu Ibrahim al Hashimi al Qurashi, durante una operación de las fuerzas especiales estadounidenses en Idlib (noroeste de Siria).

Tras el anuncio, ISIS ha confirmado el que será su nuevo lider, Abu al Husein al Huseini, según ha anunciado su portavoz y ha confirmado Rita Katz, directora de SITE Intelligence Group, un organismo especializado en hacer seguimiento de los grupos terroristas.

Más tarde, el portavoz del Mando Central de Estados Unidos (CENTCOM), Joe Buccino, ha informado en un comunicado que Abú al Hasán murió a mediados de octubre durante una operación del Ejército Libre Sirio en la provincia siria de Daraa (sur), lo que supone “otro golpe” al grupo terrorista.

“Estado Islámico continúa representando una amenaza para Estados Unidos y sus socios en la región. La eliminación de los líderes de Estado Islámico degrada la capacidad de las organizaciones terroristas para ejecutar más ataques globales”, ha zanjado en un breve comunicado.

Ningún líder de Estado Islámico ha hablado públicamente desde la etapa de Abú Bakr al Baghdadi, que también falleció en una operación llevada a cabo en octubre de 2019 por las fuerzas especiales en la provincia de Idlib, cerca de la frontera con Turquía.

Al Hashimi al Quraishi, el predecesor de Abú al Hasán, nombrado tras la muerte de Al Baghdadi, fue una figura prácticamente desconocida frente a otros, como el yihadista jordano Abú Musab al Zarqaui, quien fundó en 2004 Al Qaeda en Irak (AQI), del que surgiría posteriormente Estado Islámico.

Ahora, tras la muerte del actual líder, a quien algunos medios dieron por capturado en mayo durante una redada en su escondite en Estambul, se abre un abanico de posibilidades de cuál podrá ser el rumbo tomado por el nuevo dirigente terrorista.