INTERNACIONAL
31/05/2021 08:14 CEST

La ONU reclama una investigación independiente de las muertes tras la militarización de Cali

Bachelet tiene informes de al menos 14 muertos y 98 heridos, muchos de ellos por disparos, por lo que llama a frenar y aclarar estos hechos "preocupantes".

Andres Gonzalez via AP
Un policía dispara gas lacrimógeno a los manifestantes de Cali, el pasado 3 de mayo. 

La alta representante de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha reclamado una investigación independiente de las muertes en las protestas contra el gobierno colombiano en la ciudad de Cali.

Cali, una de las ciudades más importantes de Colombia, ha sido el epicentro de las protestas contra el presidente Iván Duque y allí se han reportado 14 muertos en los últimos días. Los responsables deben responder, sostiene la expresidenta chilena.

La ahora alta comisionada ha expresado su gran preocupación por el reciente estallido de violencia en la ciudad, desde donde su oficina ha recibido informes de que 14 personas murieron y 98 resultaron heridas -54 por disparos- en los enfrentamientos que tuvieron lugar en los dos últimos días en el contexto de protestas ciudadanas, en las que se detectó la presencia de civiles armados.

Una declaración emitida por la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, que dirige Bachelet, señala que se ha recibido información de que esos individuos -entre quienes figuraría un miembro de la policía judicial que oficialmente estaba de descanso- abrieron fuego contra los manifestantes, periodistas que cumplían su misión e incluso transeúntes que pasaban por allí.

“El funcionario policial fue golpeado hasta morir por la muchedumbre”, señaló Bachelet , quien agregó que en otras partes de la ciudad otros individuos sin identificar dispararon contra manifestantes en presencia de policías.

“Estos hechos son muy preocupantes tras el progreso que se estaba haciendo para resolver la revuelta social a través del diálogo”, dijo la alta comisionada, quien reclamó que se investigue a todos aquellos que causaron muertes o heridas, lo que incluye a funcionarios del Estado, y se les sancione de acuerdo a su responsabilidad.

Bachelet pidió que se detengan todas las formas de violencia, lo que incluye los actos de vandalismo, a lo que agregó que confía en el compromiso que han asumido varias entidades y personalidades de Cali, así como a nivel nacional, para encontrar una solución negociada a este ciclo de violencia, que empezó hace un mes con una huelga general en rechazo a distintas políticas sociales y económicas del gobierno.

Al menos 30 personas han sido detenidas en Cali desde el día 28 y se pidió para ellos un proceso con todas las garantías legales. 

EL HUFFPOST PARA MEETIC