INTERNACIONAL
14/11/2019 09:55 CET

Los partidos alemanes se unen para retirar el cargo a un diputado ultra por antisemitismo

El cordón sanitario funciona: todos a una cuando lo inadmisible es inadmisible

Bernd von Jutrczenka / DPA vía Associated Press
Stephan Brandner, de la AfD, tras la votación en su contra en el Parlamento de Alemania. 

En una medida sin precedentes en la historia moderna de Alemania, los legisladores despojaron el miércoles a un político de extrema derecha de su papel como presidente del comité parlamentario. Había hecho comentarios ampliamente condenados como antisemitas.

Stephan Brandner, abogado y miembro del partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD), era hasta ahora el jefe del comité de asuntos legales en el Bundestag, la cámara baja del parlamento germano.

Todos los grupos parlamentarios dentro de dicha cámara, excepto el de su propio partido, votaron por la destitución de Brandner del cargo.

“El despido de Brandner es una señal clara contra la incitación y el odio: finalmente estamos devolviendo la dignidad a la oficina“, dijo Jan-Marco Luczak, portavoz parlamentario adjunto de los Demócratas Cristianos de centroderecha de la canciller Angela Merkel (CDU). Johannes Fechner, un experto legal parlamentario para los socialdemócratas de centroizquierda (SPD), dijo que “Brandner simplemente ya no era aceptable“,  según publica DW.

Además de las numerosas condenas de los políticos, grupos profesionales, incluidos el Colegio de Abogados de Alemania y la asociación de abogados de DJB, habían emitido una declaración de que Brandner “no podía satisfacer las demandas de su oficina” ni “garantizar siempre el respeto por las personas” tras haber incurrido en estas declaraciones.

Los hechos

A principios de noviembre, Brandner ya había sido castigado y los políticos de todo el espectro le habían dicho que renunciara por haber tuiteado que el popular cantante Udo Lindenberg, que había sido condecorado con la prestigiosa Orden Federal del Mérito de Alemania, recibió una “recompensa de Judas” por su posición abierta “contra nosotros [la AfD]“. El equivalente alemán, “Judaslohn“, se usa para referirse a la recompensa de un traidor, como la pagada a la figura de Judas por su traición a Jesús, como se describe en la Biblia.

Semanas antes, Brandner había retuiteado un mensaje escrito en la red social tras el ataque a la sinagoga de Halle en plena fiesta del Yom Kippur. En él decía su autor que no entendía por qué los políticos estaban visitando mezquitas y sinagogas con velas cuando los asesinados eran alemanes. El mensaje fue interpretado como una declaración según la cual los judíos o los musulmanes no pertenecen al país ni pueden ser alemanes.

Los populistas de extrema derecha a menudo han sido criticados debido a que muchos de sus principales políticos utilizan los términos de la era nazi, como “Volksverräter” o “traidor del pueblo“, o por sugerir que algunos grupos de personas deberían ser “limpiados“, o “eliminados“, un paralelo al asesinato masivo nazi de judíos, polacos, romaníes y muchos otros grupos durante el Holocausto. El político conservador Luczak había dicho previamente que Brandner “jugaba deliberadamente con terminología antisemita“.

Photo gallery La ultraderecha en Europa See Gallery