POLÍTICA
27/05/2020 21:49 CEST | Actualizado 28/05/2020 10:10 CEST

¿Qué es el FRAP?

La portavoz del PP ha acusado a Iglesias de ser "hijo de un terrorista" por su implicación en esta organización

TWITTER

El FRAP ha sido uno de los términos más presentes en la sesión de control al Gobierno este miércoles en el Congreso. La portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, ha calificado como “terrorista” al padre de Pablo Iglesias, Francisco Javier Iglesias, por su participación en esta organización. Pero ¿qué es exactamente el FRAP y cuál es su historia?

Sus siglas representan el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota, una organización antifranquista creada en 1973, en las postrimerías de la dictadura y que optó por la vía violenta  –junto a acciones de cariz no violento– en los cinco años que estuvo en activo.

Este frente antifascista nació como una escisión del Partido Comunista Español por parte de activistas que rechazaban el rumbo hacia la reconciliación nacional planteada por la formación encabezada por Santiago Carrillo.

Entre sus acciones, en 1975 asesinó a dos miembros de las Fuerzas de Seguridad. La dictadura, que tachó de inmediato de “terrorismo” estos actos, reaccionó fusilando a dos de sus integrantes en septiembre del mismo año, apenas dos meses antes de la muerte de Francisco Franco.

Los fusilamientos del régimen recibieron el rechazo de la comunidad internacional, ya de por sí enfrentada de raíz a la dictadura. Con la caída del régimen, la actividad del frente se fue debilitando hasta su disolución en 1978.

¿Formo parte del FRAP el padre de Iglesias?

Francisco Javier Iglesias militó en el Partido Comunista y fue parte del FRAP, como explicó su hijo hace años, aunque no participó de ninguno de los actos violentos. 

Iglesias padre fue encarcelado en 1973 por repartir propaganda ilegal sobre el Primero de Mayo, una realidad que choca con las acusaciones lanzadas hoy en el Congreso y tiempo atrás por el eurodiputado de Vox Hermann Tertsch, que le acusó de estar relacionado con uno de los asesinatos del FRAP. El miembro de la ultraderecha tuvo que pagar 15.000 euros por su falsa acusación.

La propia formación de Pablo Iglesias ha aclarado estos hechos en sus redes sociales y el eco ha sido tal que hasta la madre del vicepresidente segundo ha respondido a Cayetana Álvarez de Toledo a través de su Twitter.