Sánchez apela a China a tener un papel "constructivo" en la guerra de Ucrania
guerra en ucrania
Finlandia se venga de Rusia

Sánchez apela a China a tener un papel "constructivo" en la guerra de Ucrania

"Una guerra ilegal e injusta".

Pedro Sánchez, en BratislavaJAKUB GAVLAK / EFE

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha pedido este jueves a China que juegue un papel “constructivo” en la resolución de la guerra de Ucrania, que cumple un mes desde la invasión rusa.

Sánchez ha hecho esa apelación a China en declaraciones a su llegada a la cumbre extraordinaria de la OTAN que analiza la respuesta que han de seguir dando los aliados a la invasión rusa de Ucrania.

La actitud de China en el conflicto es uno de los asuntos que los líderes aliados, entre ellos el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, van a analizar en la cumbre.

Ante ello, el jefe del Ejecutivo español aseguró que España va a defender siempre que este país tenga una actitud constructiva para buscar una solución.

Sánchez ha trasladado la solidaridad de España con Ucrania al cumplirse un mes del inicio de la “guerra ilegal, injusta y absolutamente injustificada por parte de Vladímir Putin”.

La cumbre de este jueves ha dicho que va a servir para reforzar la respuesta ante la guerra y en ese contexto enumeró una serie de aspectos que considera claves.

El primero de ellos la exigencia a Putin de que frene la invasión, retire sus tropas de Ucrania y regrese a la fronteras de la Federación Rusa reconocidas internacionalmente.

“Desgraciadamente esto no está sucediendo y eso significa muertes, bombardeos, heridos y que haya más de 3,5 millones de refugiados y más de 2 millones de desplazados dentro de Ucrania”, ha añadido.

Tras insistir en la necesidad de seguir solidarizándose con Ucrania tanto la OTAN, como la UE, como los diversos estados, ha defendido analizar cómo aumentar las capacidades de disuasión y cómo financiarlo.

A ello sumó cómo preparar la ayuda a países que reciben flujos de refugiados y que tienen estructuras institucionales muy debilitadas, como Moldavia, que con una población de 2,6 millones de habitantes está recibiendo unos 360.000 ciudadanos ucranianos.

Sánchez ha recordado que España ya está ayudando a Moldavia acogiendo algunos de los refugiados que se desplazaron allí inicialmente.