POLÍTICA
18/02/2021 20:49 CET | Actualizado 19/02/2021 12:23 CET

Incidentes y cargas en Barcelona y Valencia en la tercera jornada de protestas por Pablo Hasél

Centenares de personas han vuelto a movilizarse en distintos puntos de Cataluña.

Nuevas concentraciones para pedir la libertad de Pablo Hasél en distintos puntos del país. Tras los graves incidentes que tuvieron lugar este miércoles en Madrid y Barcelona, esta vez la protesta se ha saldado con cargas en Valencia y nuevos incidentes en también en Barcelona. 

En Valencia los enfrentamientos han sido entre personas que han tratado de desplazarse del lugar de la protesta y la Policía, que ha vuelto a realizar cargas, dando lugar a varios momentos de tensión. Ha habido ocho detenidos y, al menos, un herido. 

La concentración, convocada por redes sociales por colectivos independentistas al igual que el pasado martes y con el lema “Estem fartes” (Estamos hartos), ha comenzado sobre las siete de la tarde en la plaza de San Agustín con un gran dispositivo policial para contener a los más de 300 jóvenes allí congregados. Ante la intención de estos de manifestarse por el centro de la capital se han registrado las primeras cargas policiales, que han dejado a algunos de los concentrados con heridas sangrantes.

Tras la lectura de un manifiesto, se han vivido momentos de tensión cuando algunos de los participantes en la concentración han intentado salir de la plaza encabezados por una pancarta, momento en que los policías han intervenido para frenar su avance y han cargado contra esas personas, para después formar un cordón policial que evitara que la protesta se extendiese por las calles aledañas.

Compromís ha subido a Twitter un vídeo donde puede verse a su diputado en Les Corts Valencianes Carles Esteve siendo golpeado por los antidisturbios cuando caminaba, con los brazos en alto, por la calle San Vicente Mártir.

Después los jóvenes se han dispersado por las calles aledañas y se han repetido las cargas tras algunas carreras y escaramuzas, que han dejado desperfectos en mobiliario urbano y vehículos aparcados, principalmente motocicletas.

Algunos de los manifestantes han cruzado contenedores y vallas de obras por la calle Jesús y las furgonetas de la Policía Nacional les han ido persiguiendo por esa zona, próxima a la conocida como Finca Roja, donde se han vivido otros momentos de tensión.

También se han producido incidentes cuando los participantes han llegado a la calle San Vicente, y los policías han cargado de nuevo contra algunas personas. Algunos manifestantes han empujado contenedores en medio de la calle. Además, se ha visto a una persona tendida en el suelo.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha tachado de “desproporcionada” la actuación de las unidades antidisturbios de la Policía Nacional en los actos de protesta y ha advertido de que esas intervenciones solo hacen que crezca “la crispación social”.

En un breve mensaje subido esta noche a su cuenta en Twitter, Ribó, de Compromís, señala: “Una actuación desproporcionada de la Policía Nacional no aumenta la seguridad. Aumenta la crispación social de forma gratuita”.

También Barcelona y Tarragona

En Cataluña, cientos de personas han salido a la calle por tercer día consecutivo. Unas 300 personas, según la Guardia Urbana, se han manifestado este jueves en Barcelona bajo el lema ‘Libertad Pablo Hasél’. Y otras 200 en Tarragona. 

A partir de las 20.30 horas, grupos de manifestantes han quemado contenedores y motos compartidas y han formado barricadas en la zona de la calle Aragó de Barcelona.

En la tercera noche de altercados en la capital catalana tras las protestas por la libertad del cantante, encarcelado desde el lunes en Lleida, los manifestantes han lanzado botellas y material de obra contra los antidisturbios de los Mossos d’Esquadra.

La zona, además, se ha quedado sin alumbrado público en su mayor parte, y algún fuego ha afectado a los árboles colindantes.

Unos 300 manifestantes se han concentrado desde las 19 horas en la plaza Tetuán en protesta por la libertad de Pablo Hasel, y después se han desplazado hacia la Conselleria de Interior de la Generalitat, en los aledaños.

Allí han lanzado piedras y petardos contra la línea de Mossos d’Esquadra que protegía el edificio, en la calle Diputació con paseo de Sant Joan de Barcelona.

Posteriormente han llegado a la sede de ‘El Periódico’, donde también han tirado piedras contra los cristales, y han proseguido hacia la calle Aragó, cruzando contenedores y armando barricadas que posteriormente han incendiado y desde donde han iniciado el lanzamiento de objetos a los Mossos.

La concentración se ha iniciado en la plaza Tetuán, con un ambiente reivindicativo y festivo, con actuaciones musicales de raperos y reivindicaciones a favor de la libertad de expresión y el “arte libre”, tras la entrada en prisión de Hasél condenado por la Audiencia Nacional. La noche se ha saldado con ocho detenciones y al menos seis heridos.