La toma al Capitolio fue el culmen del intento de golpe de Trump, dice el comité investigador

Los expertos presentan vídeos inéditos y señalan sin paliativos su culpabilidad, mientras sus propios republicanos admiten que “no dio orden de desplegar la Guardia Nacional".
|

El expresidente Donald Trump estaba en el “centro” de la “conspiración” del asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021, según ha afirmado este jueves el presidente del comité legislativo que investiga ese ataque, el demócrata Bennie Thompson. En la primera audiencia pública del comité, Thompson ha descrito el ataque como un “intento de golpe de Estado” para hacer que el expresidente permaneciera en el poder, apoyado sobre el terreno por el grupo ultraderechista Proud Boys.

“El pueblo estadounidense merece respuestas. Así que me presento ante ustedes esta noche no como demócrata, sino como un estadounidense que juró defender la Constitución”, ha dicho Thompson, afroamericano y representante de Misisipí, en la apertura de los argumentos iniciales. Thompson, además, ha recalcado que este jueves y en las próximas semanas el comité hará un recorrido por lo que pasó ese día “paso a paso”.

Además, la legisladora republicana Liz Cheney, vicepresidenta del comité, ha anunciado que el día del asalto el expresidente “no dio orden de desplegar la Guardia Nacional”, tal y como había anunciado la Casa Blanca. Cheney ha mostrado un vídeo de una entrevista con el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de EEUU, Mark Milley, en el que el funcionario decía que fue el entonces vicepresidente Mike Pence quien ordenó a las tropas de la Guardia Nacional que respondieran al ataque.

Milley, quien sigue siendo el oficial militar de mayor rango del país, también precisó que el jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, ese día le dijo que no se debía dejar ver que el vicepresidente estaba tomando el control y que la narrativa tenía que ser que Trump “todavía estaba a cargo”. Esta es una de más de 1.000 entrevistas que el comité ha hecho durante estos meses para averiguar qué pasó el día del asalto al Capitolio.

La declaración de Ivanka Trump en vídeo en la comisión de investigación del ataque al Capitolio, en Washington, este jueves.
La declaración de Ivanka Trump en vídeo en la comisión de investigación del ataque al Capitolio, en Washington, este jueves.
Mandel Ngan-Pool/Getty Images

El plan

Thompson y Cheney describieron una conspiración tramada con el mayor detalle y con “siete pasos” con el objetivo de que Trump permaneciera en el poder, pese a haber perdido las elecciones de 2020 frente al actual presidente, el demócrata Joe Biden. En su presentación, Cheney golpeó al exmandatario con especial fuerza: “El expresidente Trump fue el que citó a la muchedumbre, el que la congregó y quien encendió la llamada de este ataque”.

La legisladora, hija del exvicepresidente Dick Cheney (2001-2009), es uno de los dos republicanos que componen el comité, mayoritariamente demócrata, y que fue expulsada del liderazgo de su partido el año pasado por refutar las mentiras sobre fraude electoral de Trump. Cheney aprovechó la ocasión para lanzar un mensaje a sus correligionarios, algunos de los cuales se hacen eco de teorías conspiratorias que niegan que el ataque sucediera. “Llegará un día -avisó Cheney- en el que Donald Trump será historia, pero vuestro deshonor permanecerá”.

“El expresidente Trump fue el que citó a la muchedumbre, el que la congregó y quien encendió la llamada de este ataque”

En una pantalla colocada encima de los legisladores, se fueron mostrando extractos de entrevistas del comité con exasesores de Trump que aseguraron que le habían dicho a él o a su jefe de gabinete, Mark Meadows, que las alegaciones sobre fraude electoral no eran ciertas.

También se proyectó en la enorme pantalla fragmentos de las entrevistas del comité con el yerno del exmandatario, Jared Kushner, y de una de las hijas de Trump, Ivanka, quien por primera vez apareció públicamente diciendo que no se creía el bulo del fraude electoral.

Imágenes que obligan a revivir lo peor del ataque

Aparte de los extractos de las entrevistas, el comité mostró un escalofriante video de unos diez minutos en el que se pudo ver algunos de los actos más violentos de la turba que había irrumpido en el Capitolio para evitar que se certificara la victoria de Biden, en lo que hasta entonces había sido un mero trámite parlamentario. “Esto es difícil de ver”, avisó Thompson antes de mostrar las imágenes.

Sentada entre el público estaba el agente afroamericano Harry Dunn, que fue objeto de ataques racistas el día del asalto, y Serena Liebengood, viuda de un agente conocido como “Howie” por sus compañeros y que se suicidó días después del ataque. A ambos se les caían las lágrimas mientras, en la pantalla, se veían las imágenes del asalto y entre las paredes de la sala volvían a escucharse los gritos de quienes asaltaron el Capitolio.

La sala también pudo ver otro video en el que se mostraba cómo unos manifestantes atacaban a la policía Caroline Edwards, una de las primeras en responder al ataque y que sufrió una fuerte lesión cerebral. Edwards, uno de las testigos que compareció hoy, describió lo ocurrido como una “carnicería” y una “zona de guerra” en la que se “resbalaba con la sangre de la gente”.

La mayoría de las imágenes que mostró el comité ya se habían publicado, pero por primera vez se perfiló el papel que tuvieron los Proud Boys, que lideraron a la multitud dentro del edificio.

Los Proud Boys, detrás de la toma

El grupo ultraderechista Proud Boys estuvo detrás del ataque y, horas antes del asalto, entre 250 y 300 de sus miembros acudieron a examinar la sede parlamentaria, ha afirmado, además, Thompson.

“La cuestión central es si el ataque al Capitolio fue un plan coordinado (...) Fue la culminación de un esfuerzo de meses, liderado por el expresidente (Donald) Trump”, ha añadido.

El legislador se ha pronunciado así tras el testimonio del cineasta británico Nick Quested, quien capturó con su cámara las actividades de los Proud Boys en las semanas previas al ataque y ese mismo día.

Quested ha explicado que el día del ataque, el 6 de enero del 2021, “cientos” de miembros de ese grupo ultraderechista estuvieron dando vueltas en las cercanías a la sede parlamentaria. Según Thompson, eso habría permitido a los Proud Boys ver cuál era la seguridad que rodeaba al Capitolio y dónde estaban instaladas las vallas.

“Me resbalaba en la sangre de la gente”

La agente Caroline Edwards, una de las primeras oficiales heridas por los manifestantes, ha descrito este jueves la toma como una “zona de guerra” en la que “se resbalaba en la sangre de la gente”. “Nunca en mi sueño más loco pensé como oficial de policía, como oficial de la ley, que me encontraría en medio de una batalla”, ha dicho Edwards, quien, pese a haber sufrido una lesión cerebral, el 6 de enero siguió patrullando los alrededores de la sede parlamentaria evitando que muchos manifestantes entraran.

“Nunca en mi sueño más loco pensé como oficial de policía, como oficial de la ley, que me encontraría en medio de una batalla”

En su declaración ha contado que ella no estaba “entrenada para el combate”, pero que ese día se tuvo que enfrentar a horas de “combate cuerpo a cuerpo”.

Esta primera audiencia del comité, creado por la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, se está ha celebrado en horario de máxima audiencia y ha sido retransmitido en directo en todas las cadenas de EEUU con la excepción de la conservadora Fox.

El 6 de enero de 2021, unas 10.000 personas -la mayoría simpatizantes de Trump- marcharon hacia el Capitolio y unas 800 irrumpieron en el edificio con el objetivo de interrumpir la sesión parlamentaria en la que iba a certificarse la victoria en las elecciones presidenciales de 2020 del demócrata Biden. En el asalto, cinco personas murieron y cerca de 140 agentes fueron agredidos.

Trump se indigna

Tras conocer estas conclusiones, Trump ha criticado esta madrugada al comité, diciendo que se ha negado a “reproducir cualquiera de los muchos testigos y declaraciones positivas” que tienen sobre él. El expresidente norteamericano, que tras el asalto al Capitolio fue vetado de todas las redes sociales, ha compartido en su plataforma Truth Social un post en el que dijo que este comité está formado por “activistas políticos no elegidos” que se niegan a hablar sobre el “fraude electoral” de las elecciones de 2020, acusación falsa que el magnate nunca pudo demostrar.

El republicano también arremetió contra el cineasta británico Nick Quested, quien capturó con su cámara las actividades del grupo ultraderechista Proud Boys en las semanas previas al ataque y ese mismo día. ”(La comisión) decidió usar un documentalista de las noticias falsas ABC para mostrar solo material de archivo negativo”, escribió Trump.

La directora de comunicaciones del Comité Nacional Republicano, Danielle Álvarez, consideró en un comunicado hoy que los estadounidenses quieren que el Congreso se centre en “crisis más apremiantes”, entre las que citó los precios récord de la gasolina o la inflación, y “no en un circo político”.

Manifestantes pro Trump irrumpen en el Capitolio