Ucrania usa la temida arma de Alejandro Magno con los persas

Ucrania usa la temida arma de Alejandro Magno con los persas

​Este es un uso nuevo de un arma muy antigua, que está causando problemas a la ya sobrecargada cadena de suministro de Rusia en la primera línea del frente. 

Un operador de drones ucraniano.Scott Peterson/Getty Images

Rusia se enfrenta a una nueva amenaza tras la línea del frente en la guerra que desató el presidente ruso, Vladimir Putin, en Ucrania hace más de dos año. Se trata de obstáculos metálicos que hacen estallar neumáticos llamados abrojos lanzados por drones. Este es un uso nuevo de un arma muy antigua, que está causando problemas a la ya sobrecargada cadena de suministro de Rusia al detener vehículos para que puedan ser alcanzados por las bombas lanzadas desde aviones no tripulados.

Así lo ha informado Forbes, que agrega que los drones kamikazes FPV atacan periódicamente vehículos logísticos rusos que transportan suministros a las tropas de primera línea. La única manera de pasar municiones, alimentos y otros suministros a través de la zona de peligro es meterlos en furgonetas UAZ-452 Bukhanka (“Pan”) y correr a toda velocidad.

De esta forma, los drones ucranianos están sembrando las carreteras con estas armas metálicas de cuatro puntas diseñadas para que, en cualquier dirección que caigan, siempre haya una punta hacia arriba. El nombre abrojo proviene del latín y significa "trampero de tacones", los romanos también los llamaban murex ferreus o hierro dentado. Pero se remontan aún más atrás. Los abrojos se pueden fechar al menos en el 313 a. C., cuando el ejército de Alejandro Magno los utilizó contra la caballería persa, según el mismo medio. 

Un blogger ruso se quejó de que "el enemigo sigue inventando cosas nuevas y desagradables. No sólo arrojan minas desde los drones, sino que literalmente cubren con púas secciones peligrosas de las carreteras de primera línea".

“Por razones de seguridad tenemos que literalmente 'volar' a través de estas áreas y conducir nuestros vehículos a la máxima velocidad posible, e imaginemos lo que le sucede a un automóvil cuando sus clavos pinchan inmediatamente dos (o más) ruedas”, agregó. 

Espacio Eco
Un proyecto de Espacio Eco

Los recorridos de suministro generalmente se realizan por la noche, cuando hay menos peligro de ataques, pero al conducir a gran velocidad puede haber pocas posibilidades de detectar abrojos en la carretera. "En estos lugares, los drones enemigos esperan a su 'presa': tan pronto como el vehículo se detiene, inmediatamente aparece un 'pájaro' enemigo y lanza bombas. ¡Bastardos insidiosos! Recién esta mañana recibí fotos e información sobre esta situación”, escribió el bloguero.