BLOGS
06/09/2012 21:31 CEST | Actualizado 06/11/2012 11:12 CET

Y Bill sacó la artillería

El discurso de Clinton anoche ha marcado el comienzo real de la campaña. El debate se va a centrar en la economía y en cuál es el camino mas adecuado para volver a crear empleo y liderar el crecimiento mundial.

El discurso de Bill Clinton anoche en el Time Warner Arena ha marcado el comienzo real de la campaña. El debate se va a centrar en la economía y en cuál es el camino mas adecuado para volver a crear empleo y liderar el crecimiento mundial, el emprendido por Barack Obama o, como dijo Clinton, al que pretenden volver los republicanos, el que condujo al desastre de 2008.

Clinton dedicó la principal parte de su discurso a desmontar los argumentos republicanos sobre la economía que presentaron en Tampa. Sobre el déficit publico y la deuda, explicó con claridad como es en gran medida el resultado de las administraciones republicanas, Reagan y los 2 Bush son responsables de mas de dos terceras partes de la deuda publica norteamericana. Además, si lograran poner en marcha su plan de reducción fiscal para los más ricos y de aumento del gasto de defensa, dijo Clinton, EE.UU. volvería a las andadas fiscales. Es cuestión de aritmética, dijo, algo que los republicanos nunca han practicado -risas-. Clinton respaldó el plan fiscal de Obama, un dólar más de recaudación por cada dos y medio de ahorro con el objetivo de poder financiar las políticas de crecimiento, empleo, innovación y educación que han logrado que este país haya logrado unos resultados en materia de crecimiento incomparables a los que el yugo germano está imponiendo en Europa.

La batalla por la sanidad es el segundo frente de esta campaña. Como Clinton destacó los planes de Mitt Romney para Medicare equivaldrán a su desaparición tal y como existe, acabando con un sistema universal que permite que accedan dignamente a la sanidad los jubilados norteamericanos y determinados colectivos con problemas. En cuanto a la reforma sanitaria de Obama que ha abaratado el sistema, que lo ha universalizado e incluso mejorado al potenciar la competencia entre las aseguradoras, los republicanos simplemente quieren eliminarlo poniendo fin al mayor avance en materia de derechos de los EEUU en décadas.

Clinton reivindicó la cooperación histórica que republicanos y demócratas habían alcanzado en materias de fondo para criticar el odio que este partido republicano siente por el presidente Obama. Los demócratas, dijo, no tenemos tiempo para criticar tanto como hacen ellos, por eso cuando hay urgencias siempre tendemos la mano. Nosotros creemos que entre todos las cosas se hacen mejor, y no cada uno en solitario como quieren los republicanos.

Antes, Elizabeth Warren en un emotivo discurso que encandiló al ala izquierda de los demócratas defendió el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad como sucede ahora con el permiso de los Gallardones a la americana, reivindicó la igualdad entre hombres y mujeres en todas sus dimensiones y en particular la salarial, y abogó por reforzar las políticas educativas y de empleo así como la tradicional cooperación público-privada y con la sociedad civil, la verdadera base de esta sociedad y de todas las comunidades que lo configuran. En definitiva, el modelo tradicional que durante dos siglos fortaleció las clases medias y permitió alcanzar el sueño americano a tantos venidos desde tan abajo. Un modelo integrador y tolerante.

Tras un primer día emocionante destinado al corazón y una segunda jornada de hondo calado político esta noche el presidente Obama está obligado a cerrar el círculo para salir de Charlotte con cierta ventaja en las 8 semanas que restan de campaña. Veremos.