Los precios de las empanadillas se desmadran en el mercado negro por la crisis

Los precios de las empanadillas se desmadran en el mercado negro por la crisis

Desde hace semanas las obleas para fabricarlas son imposibles de encontrar en los supermercados.

EmpanadillasGetty Images

Desde hace unas semanas muchos consumidores preguntaban tanto qué había pasado en los supermercados con las obleas para hacer empanadillas que Nestlé, grupo que posee Buitoni, fabricante de las obleas que antes eran de La Cocinera, tuvo que dar explicaciones sobre el desabastecimiento

En su cuenta de Twitter explicaron que se debe a "una falta de abastecimiento de harina que cumpla con nuestras especificaciones técnicas para garantizar las cualidades de nuestros productos". Por este motivo también han suspendido durante tres meses la fabricación y venta de sus obleas, así como de las minipizzas Buitoni.

Ante un desabastecimiento que va para largo, algunas personas han intentado aprovecharse de la situación y de la desesperación de algunos consumidores que están deseando comprar obleas poniendo a la venta algunos paquetes en el mercado negro. Tal y como documenta el periódico La Rioja, ya han aparecido algunas unidades de este producto en la plataforma Wallapop

Espacio Eco
Un proyecto de Espacio Eco

De hecho, el periódico pone un ejemplo de un usuario que vende un paquete de obleas que incluso está caducado aunque, especifica esta persona, "hace menos de 30 días" que se cumplió la fecha de caducidad. El precio por el que la vende no tiene nada que ver con el del supermercado: 60 euros. Habitualmente, un paquete de obleas se vende por aproximadamente 1,20 euros.