BLOGS
09/12/2013 07:45 CET | Actualizado 07/02/2014 11:12 CET

Las 147 empresas que dominan el mundo (y a ti)

The Capital Group Companies: nadie la conoce, nadie habla de ella, ese es su primer objetivo; el segundo es controlar el mundo. No importa si eres ciudadano del primer mundo o del tercer mundo. The Capital Group Companies interfiere en tu destino.

Vivimos en un mundo globalizado en el que todos interactuamos con todos. Ya no existen las distancias ni las fronteras, la mayoría de países viven en una democracia elegida por la mayoría de forma pacífica. Por desgracia, aun existen países con conflictos bélicos sin sentido, países subdesarrollados que pese a ser ricos en recursos naturales viven en la miseria. A las personas del primer mundo nos cuesta mucho poner nombre a este tipo de desgracias... pasan desapercibidas para nosotros, al igual que otras miles de cosas que pasan a diario. Lo mismo sucede con la empresa The Capital Group Companies: nadie la conoce, nadie habla de ella, ese es su primer objetivo; el segundo es controlar el mundo. No importa si eres ciudadano del primer mundo o del tercer mundo. The Capital Group Companies interfiere en tu destino.

147. Ese es el número de empresas que controlan todas y cada una de las cosas que suceden en el planeta tierra. Entre las 50 primeras encontramos los grupos financieros más importantes como Barclays, AXA o Deutsche Bank pero también grandes desconocidas como FMR Corp, State Street Corporation o Natixis. Según estudios realizados por investigadores de la universidad de Zúrich este grupo de empresas, denominadas "super entidades" controlan más del 40% de la riqueza.

Podríamos pensar que es algo lógico, al fin y al cabo vivimos en un mundo sin barreras donde las empresas ejercen su actividad en varios mercados. Pero la realidad es que estas 147 empresas no son fruto de la casualidad. Todas y cada y de ellas dependen de las demás gracias a entresijos empresariales tales como: juntas directivas corporativas, participaciones cruzadas, holdings o filiales.

En 2008 el colapso financiero azotó Estados Unidos y Europa, empezaba una crisis mundial sin precedentes con consecuencias devastadoras. Mucho se ha hablado de lo sucedido y de sus posibles causas. Lo cierto es que la rápida propagación de la crisis fue gracias a la interacción de la economía globalizada, la falta de competencia en el mercado y un poder mal distribuido donde las decisiones que tomaban las "super entidades" nos afectaban a todos.

El club de las personas más ricas del mundo agrupa a 40 millones de adultos. De ellos, 6.000 individuos, una millonésima parte de la población mundial, posee la mayor parte de la riqueza del planeta. En la actualidad el 1% de la población posee las mejores casas, la mejor educación, los mejores médicos y por supuesto el mejor nivel de vida. En los últimos treinta años este selecto club ha visto incrementado su riqueza en un 275%. El resultado es abrumador: el 1% de la población tiene lo que el 99% necesita.

En España los casos de políticos más concienciados en favorecer los intereses de pequeños empresarios locales que las necesidades de los ciudadanos son noticia a diario. A nivel mundial hay cientos de teorías de conspiraciones de grandes empresas que dominan gobiernos. No es extraño pensar que las empresas controlan la política al igual que el poder y la riqueza. El sistema político está controlado por los intereses económicos de una minoría, la misma minoría que domina las "super entidades", la misma minoría que distorsiona nuestro destino.

NUEVOS TIEMPOS