NOTICIAS
03/08/2012 18:04 CEST | Actualizado 03/08/2012 18:04 CEST

Juegos Londres 2012: Ángel Mullera se cae en los 3000 obstáculos y es eliminado

FELIPE TRUEBA / EFE

El atleta español Ángel Mullera, cuya participación en los Juegos ha estado rodeada de polémica, se cayó en su serie y fue eliminado en la prueba de 3.000 obstáculos. Luego, censuró la insistencia del Consejo Superior de Deportes y del Comité Olímpico Español por evitar hasta última hora su participación en Londres.

Mullera cierra, de esta forma, dos semanas complicadas para él que comenzaron con la afirmación del diario As, que publicó que habría recurrido a un plan de dopaje con EPO para lograr la clasificación para Londres 2012. La información se basaba un cruce de emails con un especialista en dopaje pidiendo información sobre el uso de sustancias prohibidas. Con la caída ha cerrado el oscuro ciclo.

"El portugués (Alberto Paulo) corría todo el rato por la calle 2, ha saltado muy mal el obstáculo, me ha tocado, se ha caído y me he caído. Creo que mis dos semanas no han sido las mejores de mi vida. En la carrera no iba nada mal, iba atrás porque se han amontonado mucho y quería ver los obstáculos. Pero he tenido la desgracia de caerme. He luchado, he seguido hasta el final. No era mi mejor día", explicó en la zona mixta del Estadio Olímpico.

Mullera seguía con el relato de lo que para él ha sido una pesadilla. "¿Afectarme? Si tienes sentimientos te tiene que afectar. Por muy frío que seas realmente te afecta muchísimo. Venía muy, muy bien desde Mataró. Hice 8.17, pero podría haber hecho menos de 8.15. Venía fresco, pero estas dos semanas han sido infernales", agregó.

El corredor de Lloret de Mar ha estado entrenándose estas dos semanas, a la espera del fallo del recurso del TAS y el informe último del Consejo Superior de Deportes, que este mismo jueves desestimó el Comité de Competición de la RFEA. "He conseguido entrenar, pero hasta el jueves a las 9 de la noche no sabía si iba a correr. Me quería aislar. No es la manera de preparar una Olimpiada. Se ha demostrado desde el martes que tanto el TAS como el COI me dejaron correr y no sé por qué han insistido. Realmente me he sentido como un perro", aseguró.

POR SMS

Mullera se enteró de que podía correr a las 21.00 horas de ayer por un 'sms' de su representante, Alberto Suárez, apenas unas horas antes del debut. "Me quedaba nada. No he dormido mal, pero no he estado como he querido. Llegué a las 6 de la tarde. Sin ropa, sin nada. El viaje me lo pagó la Federación, que no me ha tratado mal. Ellos me han dado el billete, la ropa. Nada más llegar tenía todo. En una carrera tan dura había que estar al cien por cien. Quizá tampoco tenía el día", dijo todo un torrente de palabras ante una nube de periodistas españoles.

"HE LLEGADO POR MI PADRE"

Además, la fortuna tampoco le acompañó en el sorteo, pues le tocó la peor de las tres series, la más rápida, ganada por el francés Mahiedine Meikhissi-Benabbad, con 8 minutos y 16 segundos. "Estas dos semanas han sido lo peor y me toca la peor serie, pero he luchado para cumplir un sueño. He llegado por mi padre, porque hacía 10 años que falleció y sólo pensaba en eso", relató

También tuvo críticas para el COE y el CSD, los organismos que, según él, le maltrataron. "Quién me ha tratado mal lo sabéis. Si hasta ayer a las 9 de la noche seguían y seguían. Imaginaos cómo me puedo sentir yo, un deportista que no he sido nada polémico y que un periódico divulgue cosas de mí y no cuente bien la historia, si no hubiera sido noticia. El CSD y el COE, por favor, si desde el martes el TAS y el COI dicen que puedo correr, no sé por qué han insistido", lamentó.

La historia ha sido mal contada, asegura, pues hubo una persona que se puso en contacto con él para ofrecerle dopaje. "Y yo no acepto nada de nada. Si hice 8.16, ¿para qué voy a necesitar cosas? ¿Para hacer 8.17?

"QUE ME DEJEN EN PAZ"

En el futuro, el fondista se traza el objetivo de preparar el Campeonato de España, pues está convencido de que el expediente que se le abrió será revocado y quedará en papel mojado. "Soy un luchador y espero que estas tres semanas me dejen en paz para preparar el campeonato de España y a luchar, luchar y luchar. Si no acaba esto tengo a mis abogados", manifestó.

Echó en falta más diálogo con los presidentes Alejandro Blanco y Miguel Cardenal. "A ellos les he respetado, nunca les he dicho nada fuera de lugar y ellos han insistido. Me gustaría verlos, cara a cara, porque están diciendo muchas cosas a la prensa. Somos personas adultas, aquí estoy, nos sentamos los tres y hablamos", dijo.

A su juicio, desde el primer día, cuando fue a declarar a la Federación Española quiso hablar con el CSD porque no tenía "nada que esconder". "Pero ellos no me han querido recibir. ¿Qué culpa tengo yo? Voy a Madrid porque me da la gana, porque quiero aclarar las cosas y sólo me recibe la Federación española. Y dicen que estoy fuera del equipo, que no quieren que vaya por no manchar la imagen. Por Dios. Tengo 28 años y las cosas se pueden hablar", indicó.

Ahora, cuando parece haber acabado dice que no sabe si pedirá daños y perjuicios, sólo quiere que le dejen tranquilo. "Quiero es que se acabe ya, que me dejen en paz. Creo que ya está. La gente que me apoya sabe que no estoy bajo sospecha. El resto que piense lo que le de la gana.