INTERNACIONAL
21/03/2013 20:01 CET | Actualizado 21/05/2013 11:12 CEST

Chipre anuncia la reestructuración de su segundo banco

EFE

El gobernador del Banco Central de Chipre, Panicos Dimitriadis, ha anunciado un plan de reestructuración del Laiki Bank, segundo banco del país, con el objetivo de eludir su quiebra y mantener a salvo los depósitos de menos de 100.000 euros.

Al mismo tiempo que se anunciaba la reestructuración el banco informaba, un comunicado, que el límite de retirada de dinero de los cajeros quedaba de momento limitado en 260 euros diarios, en lugar de los 1.000 euros habituales.

Durante el día y a raíz de los rumores sobre el futuro incierto de este banco, se formaron colas ante los cajeros automáticos algo más intensas que en los últimos días.

Según pudo comprobar Efe, hay filas de entre 20 y 30 personas en los cajeros de este banco en espera de recuperar su dinero y ante los rumores de que la liquidez de la entidad podría acabarse en unas horas.

Con la reestructuración de la segunda entidad bancaria, el gobernador del Banco Central de Chipre dijo que "con estas medidas, el banco podrá seguir funcionando y ofrecer sus servicios al cliente", dijo Dimitriadis a la salida de una reunión con el presidente, Nikos Anastasiadis, y los líderes de los partidos políticos.

Las declaraciones del gobernador del Banco Central llegan en un momento de gran nerviosismo de la población que teme la quiebra de esta entidad financiera, la segunda mayor del país.

"El Banco Central ha propuesto al Gobierno un marco legal para el saneamiento y la recuperación del sistema bancario de Chipre. Así se evitará la quiebra y se salvarán los depósitos garantizados", afirmó Dimitriadis.

Según Dimitriadis, "esto es un paso necesario para que haya un acuerdo con la UE y garantizar la liquidez del sistema bancario'. Si no se tomaran estas medidas todo el sistema financiero estaría en peligro", subrayó.

CONVERSIÓN EN 'BANCO MALO'

Aunque el gobernador no detalló el plan, los detalles que se van filtrando a los medios chipriotas, todos los activos y los depósitos menores de 100.000 euros del Laiki Bank, el segundo mayor banco de Chipre e intervenido por el Estado desde el pasado año, pasarían al Cyprus Bank, el principal banco del país.

Los préstamos morosos y los depósitos superiores a los 100.000 euros del Cyprus Bank pasarían al Laiki Bank, que se transformaría en banco 'malo'.

Además, está prevista la venta de todos los bienes inmuebles del Laiki, para ir reembolsando a los titulares de los depósitos superiores a los 100.000 euros.

El encargado de la liquidación del Laiki Bank negociará con los morosos la máxima recuperación posible de las deudas, siempre de acuerdo con las informaciones filtradas a la prensa chipriota.

Chipre necesita recaudar unos 5.800 millones de euros para que se le conceda el rescate de 10.000 millones de euros. Tras rechazarse la quita sobre los depósitos en el Parlamento, Chipre necesita encontrar una solución alternativa antes de que se cumpla el plazo dado por el BCE que dejará de prestar liquidez a los bancos, pudiendo empujar a Chipre fuera del euro.

NUEVOS TIEMPOS