NOTICIAS
07/04/2013 14:33 CEST | Actualizado 07/04/2013 17:20 CEST

González Pons: "Si España está mejor que Portugal es por las medidas de Rajoy"

EFE

El vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, ha asegurado que "si renunciáramos a las políticas del Partido Popular y volviéramos a las del PSOE, España acabaría como Portugal". Pons ha hecho estas declaraciones un día después de que el Tribunal Constitucional luso anulara varias de las medidas de ajuste aprobadas en sus Presupuestos para 2013, entre ellas los recortes en las pagas extra a funcionarios y pensionistas, algo que, según el Gobierno de ese país, coloca a Portugal en riesgo al poner en duda su "credibilidad externa".

"España ni ha pedido el rescate, ni ha tenido que pedir financiación extra ni que ser intervenida. Por eso, España no está en la situación de Portugal, que si está peor que España es porque aquí, desde que gobierna Mariano Rajoy, se han tomado las medidas para que ni nos intervengan ni tengamos que pedir el rescate", ha subrayado Pons durante un acto de partido celebrado en Castellón. "Los mismos que se equivocaron en verano se van a equivocar hoy porque España es uno de los países que va mejor en el continente Europeo", ha asegurado.

"En un solo año han pasado estas tres circunstancias que habrían tumbado otros países. Estamos cumpliendo con nuestra responsabilidad. España está en el camino correcto: menos déficit, menos deuda, más reformas y más responsabilidad. Éste es el único camino por el que se sale de la crisis y los sacrificios van a empezar a dar sus frutos muy pronto", ha incidido.

El dirigente popular ha defendido también que el Gobierno está "intentando" revolver el problema de los desahucios y, sin embargo, "ahora hay protestas", por lo que tiene la "sensación" de que se vive una situación "muy injusta" en la que, ha lamentado, "los mismos de siempre" utilizan la causa de los desahucios para hacer la "protesta de siempre" contra el PP.

También se ha referido a la necesidad de recuperar la política y, al respecto, ha apuntado que "es imperdonable robar dinero público, pero es igual de imperdonable que, como consecuencia del robo, se robe la confianza pública en los políticos", porque según ha recalcado, "todos los políticos no somos iguales".

En este sentido, ha apuntado que "no se puede consentir que la política se criminalice y que se convierta en la ley del que más alto protesta y que se sustituya la fuerza del que tiene más votos por la de que quien protesta más alto".

NOTICIA PATROCINADA