INTERNACIONAL
22/05/2013 21:24 CEST | Actualizado 22/07/2013 11:12 CEST

Alerta en Londres tras ser degollado un soldado en plena calle (VÍDEO)

Un soldado británico ha muerto al sur de Londres decapitado por otro hombre que, al grito de "Alá es grande", se ha dirigido a las cámaras justificando su crimen. Poco después, él y un cómplice han resultado heridos al ser detenidos por la Policía.

Algunos medios de comunicación han identificado a la víctima como un militar. El Gobierno británico ha convocado una reunión de emergencia de su gabinete de crisis, el llamado comité COBRA, y el primer ministro, David Cameron, ha regresado de París, donde se encontraba de viaje oficial.

"NUNCA DEJAREMOS DE COMBATIROS"

En el vídeo difundido por la cadena de televisión ITV News, se puede ver a uno de los presuntos autores del asesinato sujetando un par de cuchillos empapados en sangre.

ADVERTENCIA: EL VÍDEO DE ABAJO CONTIENE IMÁGENES QUE PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DEL LECTOR

"Juramos por el todopoderoso Alá que nunca dejaremos de combatiros", proclama el individuo ante las cámaras y a pocos metros de la víctima, que yace inerte en el suelo.

El presunto autor del ataque Woolwich también se disculpa a las mujeres por haber sido testigos de lo sucedido. "Pido perdón porque las mujeres han tenido que presenciar esto hoy pero en nuestra tierra nuestras mujeres tienen que ver lo mismo", sostiene. "Vuestro pueblo nunca estará seguro. Derribad a vuestro gobierno, no se preocupa por vosotros", concluye el hombre, visiblemente alterado ante la cámara.

Tras su breve discurso, se aleja unos metros en dirección al lugar en el que está su víctima para hablar con su supuesto cómplice, otro hombre que, según los testigos, también estaría armado.

CAMERON: "UN CRIMEN TERRIBLE"

El primer ministro británico, David Cameron, que se encuentra de visita oficial en París, ha anunciado que regresará este miércoles a Londres y ha asegurado que el ataque ha sido un "crimen terrible". "He recibido explicaciones de la ministra del Interior sobre este repugnante ataque en Woolwich en Londres", ha afirmado.

"Es el crimen más terrible. Nosotros hemos abierto con urgencia una investigación y la Policía está investigando los hechos del caso pero hay claros indicios de que se trata de un incidente terrorista", ha asegurado Cameron.

El primer ministro británico ha trasladado sus condolencias a las familias y los amigos de la víctima del ataque y ha subrayado la condena de todos los británicos por este crimen. "Hemos tenido ataques como estos antes en nuestro país y nunca nos doblegamos", ha afirmado, según recoge la prensa británica.