POLÍTICA
19/08/2013 15:06 CEST | Actualizado 19/08/2013 17:34 CEST

La DGT pone el foco en la velocidad, causante del 25% de los muertos en la carretera

"Si crees que por correr un poco con el coche no pasa nada, puedes hacer daño a gente que ni siquiera conoces. Como a mi madre, a mi padre o a mí", dice un niño en el spot televisivo de la nueva campaña de la DGT.

Una de cada cuatro muertes en accidente de tráfico se evitaría si se respetaran los límites de velocidad, según ha revelado la DGT. Es una infracción que causa casi 500 muertos al año y que comete alrededor de un millón de conductores.

Por ello, el control de la velocidad es el objetivo de las cuñas y anuncios que se emitirán durante la próxima semana como parte de las campañas de tráfico de verano, que es cuando más desplazamientos hay.

Bajo el lema "El verano está lleno de vida. Y de vidas. Respétalas", la DGT trata de concienciar sobre el peligro que supone el exceso de velocidad, no solo para los seres queridos, sino para auténticos desconocidos. Se apoya también en el eslogan de campañas pasadas, "A tu lado vamos todos", para concienciar sobre todas las personas que rodean a un único conductor.

El subdirector de Gestión de la Movilidad de la DGT, Federico Fernández, ha presentado la campaña y ha explicado que la vigilancia se incrementará en las carreteras convencionales, donde tiene lugar el 70% de los siniestros con víctimas.

"Lo mejor de este verano habría sido...poder contarlo". En otro spot, un joven relata un verano maravilloso. Después descubrimos que no pudo vivirlo porque murió en la carretera por exceso de velocidad. "A 80 kilómetros por hora, un atropello siempre es mortal", afirma una de las cuñas de radio.

La DGT ha recordado también que a 120 kilómetros por hora se necesita una distancia superior a un campo de fútbol para detener el vehículo.

Más de 30.000 conductores fueron denunciados en la última campaña, llevada a cabo en abril, y un millón lo son cada año. Aun así, se siguen detectando conductores circulando a gran velocidad, algunos hasta superando los 250 kilómetros por hora; en algunos casos, hasta famosos.

Incumplir las normas en materia de velocidad está tipificado como infracción grave o muy grave, y se sanciona con multas de 100 a 600 euros, así como con la pérdida de entre 2 y 6 puntos del carné. A determinadas velocidades puede suponer pena de prisión de tres a seis meses o de 30 a 90 días de trabajos en beneficio de la comunidad.