POLÍTICA
18/10/2013 12:03 CEST

Martínez Camino: "Cambiar la ley de matrimonio es más grave que cambiar a república"

EFE

Juan Antonio Martínez Camino, secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), cree que la ley de matrimonio homosexual es más grave que "cambiar de monarquía a república".

Así lo ha manifestado en una entrevista en la Cadena Ser en la que ha asegurado que esa norma ha destruido el matrimonio. "La ley es de destrucción del matrimonio, porque no es la ley de matrimonio homosexual. Esa expresión no aparece nunca en la ley", ha afirmado.

En este sentido, Martínez Camino subraya que la norma regula "el matrimonio de todos" y no solo el de las personas del mismo sexo. "La ley consiste en suprimir cuatro palabras: padre, madre, esposo y esposa. Todos los españoles no son reconocidos como esposo y esposa, sino como cónyuge", ha lamentado, a la vez que ha expresado su deseo de que haya una "ley de matrimonio homosexual", una "regulación del matrimonio para personas del mismo sexo".

"Cambiar esa ley por 15 votos de diferencia y con el Senado en contra es más grave que cambiar de monarquía a república", ha sentenciado. Además, ha recordado que Francisco afirmó antes de ser papa que la ley de matrimonio homosexual "era una ley de Satanás". En este sentido, ha reconocido que Bergoglio es "una sorpresa positiva". "Es un hombre del evangelio, un Papa que no está preocupado por el qué dirán, un hombre libre", ha añadido.

Pese a todo lo anterior, Camino ha insistido en que el matrimonio homosexual no es un tema que centre los debates de la Conferencia Episcopal. "Nosotros hablamos del Evangelio. No está en nuestros debates", ha explicado.

INSATISFECHO CON LA 'LEY WERT'

Por otro lado, Martínez Camino ha vuelto a expresar su descontento con la reforma educativa porque, en su opinión, "no cumple los acuerdos entre el Estado y la Santa Sede". "Hemos tenido algunas conversaciones con el Gobierno, no muchas, menos que con el Gobierno anterior y en ese sentido no estamos del todo satisfechos".

Martínez resumen en dos lo incumplimientos con el Concordato: "En educación infantil no hay religión y en Bachillerato la religión aparece como una más entre 14 optativas de las cuales los centros tendrán que elegir tres, por lo que muchos centros no la impartirán y muchos alumnos no la podrán elegir".