NOTICIAS
26/10/2013 14:34 CEST | Actualizado 26/10/2013 14:57 CEST

Barcelona-Real Madrid: las 7 claves de un clásico diferente (VÍDEOS)

GTRES

El clásico es una novedad. Sin Mourinho, ni Guardiola, ni Casillas. Pero con Martino, Ancelotti, Bale y Neymar.

Ya han quedado atrás los tiempos de los dedos en el ojo, las declaraciones incendiarias o las grandes tánganas sobre el césped. El Barcelona-Madrid de este sábado (18.00 Canal + Liga / Gol TV) inaugura una nueva época.

Los cuatro sabios consultados por El Huffington Post coinciden: el nuevo Barcelona mantiene la filosofía de juego que le imprimió Guardiola, pero el Madrid aún no tiene claro a qué debe jugar.

1-. UN BARÇA DISTINTO, PERO NO TAN DIFERENTE

Muchos pensaron que con la llegada del Tata Martino el Barcelona perdería su característico estilo de tiki-taka impuesto por Guardiola y Tito Vilanova. Nueve partidos después, los azulgrana siguen mandando en la Liga sin que el juego azulgrana haya experimentado cambios muy significativos, según los expertos consultados.

"Este Barça es un equipo similar al del año pasado en cuanto a la estructura de juego, a cómo lo empieza" explica Onésimo Sánchez, exjugador azulgrana. Señala, sin embargo, algunas diferencias notables: "Martino rota más jugadores, juega de diferentes formas y con Neymar tiene más verticalidad".

El exfutbolista destaca que el Barça "ha ganado en recursos", pero todavía le falta saber aplicarlos para poder jugar al toque con la misma claridad que antaño. "Ahora le cuesta más robar arriba, se repliega más y ofrece más cercanía a la portería de Valdés", indica.

José Luis Mendilibar, exentrenador del Athletic y de Osasuna, también ve diferencias en ataque con respecto al anterior Barça: "Finalizan las jugadas un poco antes, no tocan y tocan y tocan como antes". "Pero el entrenador es listo y sabe que lo que funciona bien no se debe tocar", asegura.

2-. UN MADRID SIN LAS IDEAS CLARAS

Mientras el Barcelona ganaba partidos al inicio de Liga, el Madrid generaba más dudas. Un empate contra el Villarreal y la derrota en el Bernabéu frente al Atlético 14 años después dispararon las primeras alarmas. Los expertos admiten que el equipo blanco está aún crudo.

Paco Buyo y Amancio Amaro, dos históricos del equipo blanco, no se muestran demasiado preocupados por el estado del Madrid, pero reconocen que hay que esperar. "A Ancelotti hay que darle un poquito de tiempo. Tiene jugadores de calidad, sólo falta acoplamiento", justifica Amancio. Buyo se suma a esa tesis: "Con Mourinho era un conjunto hecho, sabían a lo que jugaban. Ahora tienen que saber a qué juegan y definir un 11 tipo".

Onésimo, que defendió la zamarra del Barça a principios de los 90, coincide con los que fueron sus rivales: "El Madrid no sabe si tener el balón para adaptarse al juego de Isco o Benzemá o salir en tromba con Di María y Cristiano".

3-. NEYMAR, UN JUGADOR ESPECIAL

El Barça se gastó en verano cerca de 57 millones de euros en Neymar tras varios años de rumores sobre su fichaje y su posible marcha al Madrid. En nueve partidos de Liga, el brasileño ha logrado dos goles y dejado varias jugadas para el recuerdo.

"Es un buen jugador que viene avalado de Brasil, un país donde no hay duda de la calidad de los jugadores. Es un buen fichaje", zanja Amancio. Onésimo también se felicita por la incorporación del futbolista, del que dice que ha aportado "verticalidad" y otra forma de jugar al equipo azulgrana.

4-. BALE NECESITA MÁS TIEMPO

En cambio, el fichaje estrella del Madrid este año, el galés Gareth Bale, no ha dejado un sabor tan dulce. Todavía no ha logrado jugar un partido entero debido a una lesión y ha marcado sólo un gol. Su precio, cercano a los 91 millones de euros, disparó las expectativas.

"Ha sido reconocido como el mejor jugador de la Premier League. Tiene la garantía suficiente de que es un jugador contrastado", advierte Amancio. Entonces, ¿cuál es el problema? Como en el caso del Madrid, Bale necesita tiempo, según Buyo: "No podemos pretender que aporte desde el primer día grandes cosas. Zidane tardó cinco meses en coger el aire al Madrid y al fútbol español".

5-. CASILLAS, EL CLÁSICO DESDE EL BANQUILLO

Es el tema recurrente en el Madrid. Casillas, el capitán del equipo y de la selección, considerado como uno de los mejores porteros del mundo, es suplente. Mourinho le sentó en el banquillo en diciembre y Ancelotti ha mantenido la misma decisión, aunque sí juega en los partidos de Champions.

Buyo, que defendió la portería blanca durante 11 años, cree que esa decisión es un error. "Tiene que jugar el mismo portero en la Liga y la Copa de Europa. Tiene que hacerlo el mejor. Si se decide que sea Casillas, pues Casillas. Si no, Diego López. Pero lo que ha hecho Ancelotti es inventarse una cosa rara", sentencia.

Buyo cree que Casillas es "el mejor portero del mundo", pero avisa de que hay que tener mucho respecto a Diego López. "Hay que valorar lo que está haciendo, porque se enfrenta a mucha presión".

¿Y qué sentirá Casillas al ver su primer clásico en mucho tiempo desde el banquillo (en el último estaba lesionado)? Buyo lo sabe bien: "Lo mismo que sentí yo. No estará conforme".

6-. LA INCÓGNITA DE XAVI

A pesar de los buenos números del Barça en el inicio de Liga, los dos últimos empates, frente a Osasuna y Milan, han centrado la atención en el estado de forma de algunos futbolistas. Las miradas se han dirigido principalmente a Xavi, de 33 años, el corazón del juego del Barcelona.

"Es lógico que a Xavi le empiece a costar más. Los años pasan para todos y se pierde velocidad y ritmo. A cambio, ganas claridad y él sigue marcando diferencias", asegura Onésimo. Mendilibar reduce los problemas al cansancio por la acumulación de partidos y señala que jugadores como Xavi o Iniesta "hasta cansados pueden resolver partidos".

7-. ¿QUIÉN TRIUNFARÁ?

La eterna gran cuestión. ¿Ganará el Barça o el Madrid? Los expertos no se mojan y señalan que quizá los azulgranas parten con ventaja porque juegan en su estadio. Amancio lo resume así: "Los dos llegan bastante parejos. Entre errores y virtudes, ninguno acaba de llegar a tener una continuidad en el juego positivo. Tienen alternancias de buenos y menos buenos momentos. Están empatados".