POLÍTICA
05/11/2013 22:01 CET | Actualizado 05/11/2013 22:01 CET

La rectificación de Wert y otras 12 del Gobierno de Rajoy

EFE

Rectificar es de sabios y de gobiernos también. El de Mariano Rajoy, desde que llegó al poder en 2011, lo ha hecho unas cuantas veces.

La última rectificación del Ejecutivo la ha protagonizado el ministro de Educación, José Ignacio Wert, quien ha cedido a las presiones políticas y sociales y ha reculado al decreto que recortaba las condiciones de las becas Erasmus.

Pero Wert no está solo. Estas son otras rectificaciones del Gobierno, en las que el propio ministro de Educación repite dando marcha atrás:

LA NOTA PARA UNA BECA UNIVERSITARIA GRATUITA

La primera de Wert. El pasado 27 de junio, el ministro aceptó rebajar de 6,5 a 5,5 la exigencia para optar el próximo curso a becas de exención de tasas de matrícula universitaria. Lo hizo tras numerosas presiones y críticas desde todos los sectores educativos, que tildaron de clasista esta medida porque perjudicaría a las clases menos pudientes.

LA LEY DE TRANSPARENCIA

En febrero, el Gobierno rectificó su idea inicial de no incluir en la ley de transparencia a los partidos políticos. Lo anunció durante una sesión de control a su Ejecutivo en el Congreso y afirmó lo siguiente: "Nunca he negado que la corrupción sea un grave problema; cosa distinta es que no me parezca responsable extender de forma generalizada el manto de la sospecha sobre toda la clase política de la que formamos parte todos los que estamos aquí".

LA DEUDA DE 2014

Una errata obligó al Gobierno a rectificar a principios de octubre tras presentar los Presupuestos Generales del Estado. Inicialmente, en los Presupuestos la previsión de deuda pública para 2014 era del 99,8%, pero en realidad era del 98,9%. Total, un gasto de 10.000 millones de euros menos.

LOS DESAHUCIOS

El Gobierno y el PP dieron marcha atrás el 12 de febrero y admitieron que se debatiera en el Congreso la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) sobre desahucios elaborada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que había logrado cerca de un millón y medio de firmas. Finalmente, el PP aprobó una ley antidesahucios que poco o nada tenía que ver con esta iniciativa (dejaba fuera la dación en pago) y que ha sido recurrida en el Tribunal Constitucional por la propia PAH.

LAS TASAS JUDICIALES

El mismo día que se permitía el debate parlamentario de la ILP sobre los desahucios, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, anunciaba que se rebajarían algunas tasas judiciales después de que la defensora del Pueblo, Soledad Becerril, se lo pidiera. Lo que se introdujeron fueron "modulaciones a la baja" en las cuantías fijas y variables en primera instancia, civil y contencioso administrativo, entre otras medidas.

LOS 400 EUROS

Se resistió, pero finalmente, en agosto el Gobierno prorrogó la ayuda de 426 euros para parados de larga duración sin prestación por desempleo. Lo hizo después de numerosas presiones de la oposición, los sindicatos y la ciudadanía. El PSOE llegó a elaborar una etiqueta en Twitter para pedir la prórroga de esta ayuda: #Salvemos400e. Se salvaron.

LA FORMACIÓN PARA TRASPLANTES

El 22 de marzo, la ministra de Sanidad, Ana Mato, rechazó que se suspendieran las subvenciones a la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), ante la posibilidad de que eso ocurriera de acuerdo con la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que establece que las comunidades que incumplan sus compromisos de déficit y techo de gasto, verían paralizadas sus subvenciones.

LOS SALARIOS

A veces las rectificaciones no afectan a las decisiones como a los ministros. En este caso, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, corrigió al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que aseguró que los salarios no estaban bajando sino "moderando su crecimiento". "Las estadísticas son de todos conocidos", respondió Sáenz de Santamaría. "Unos han perdido su empleo y otros han visto reducido o ajustado su salario", añadió.

EL CINE

Montoro tuvo que rectificarse a sí mismo cuando dijo que la crisis del cine se debe la calidad de las películas. Eso sí, el titular de Hacienda lo hizo a través de un comunicado y en tercera persona: "Cristóbal Montoro apoya a la industria del cine como uno de los sectores de la economía española que genera riqueza tanto económica como cultural".

LA REFORMA LABORAL

Rectificar al jefe no nada fácil. Lo hizo la ministra de Empleo indirectamente cuando aseguró que la reforma laboral aprobada por el Ejecutivo contaría con "respaldo ciudadano". Corregía así las palabras de Rajoy, al que 'cazaron' los micrófonos asegurando que la reforma le iba a "costar" una huelga general.

DAR LA CARA (I)

Cuando el 9 de junio de 2012 España pidió el rescate financiero por valor de 100.000 millones de euros, quien salió a anunciarlo no fue el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sino el ministro de Economía, Luis de Guindos. La presión popular pudo con el jefe del Ejecutivo, quien finalmente sí compareció desde La Moncloa al día siguiente.

DAR LA CARA (II)

El 'caso Bárcenas' ha sido otro de esos temas que le han 'quemado' a Rajoy en las manos. Tanto que el presidente esperó meses y meses hasta que anunció que comparecería en el Congreso. La fecha elegida: el 1 de agosto a las 9:00 de la mañana, coincidiendo con el inicio de la operación salida de verano. Rajoy acudió al Senado (el Congreso estaba en obras) y dijo su ya famoso "me equivoqué".