INTERNACIONAL
05/03/2014 09:20 CET | Actualizado 05/03/2014 12:28 CET

Rusia prueba un misil intercontinental en plena crisis de Crimea

GETTY

Rusia ha realizado la pasada noche un lanzamiento de prueba de un misil balístico intercontinental de última generación RS-12M Tópol, coincidiendo con la escalada de tensión con Ucrania por la intervención de tropas rusas en la república autónoma ucraniana de Crimea.

El lanzamiento se ha efectuado desde el polígono militar de Kapustin Yar, en la región de Ástrajan, en la parte europea de Rusia, según han informado las autoridades rusas a las agencias locales. El misil se disparó hacia el este, por encima del mar Caspio, y aterrizó en una parte remota de Kazajistán.

El lanzamiento coincide con la visita a Kiev del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, quien ha condenado en la capital ucraniana la intervención de Rusia en Crimea y ha acusado a Moscú de "buscar un pretexto" para enviar tropas a Ucrania.

TE PUEDE INTERESAR

Crimea: la nueva guerra sin guerra

Los misiles Tópol, que entraron en servicio de las Fuerzas Estratégicas de Misiles de la URSS en 1988, tienen tres etapas, funcionan con combustible sólido y pueden abatir blancos a distancias de hasta 10.000 kilómetros.

Rusia confía en que los misiles balísticos intercontinentales Tópol y Bulavá (todavía en estado de pruebas y que se emplazarán en submarinos nucleares de última generación) le permitan mantener la paridad nuclear con Estados Unidos, por lo menos durante el próximo medio siglo.

Estados Unidos no está preocupado por el lanzamiento porque ya recibió un aviso al respecto antes de que comenzara la actual crisis en Crimea. Pese a ello, el presidente estadounidense, Barack Obama, ha advertido este miércoles a su homólogo ruso, Vladímir Putin, de que Moscú "no tiene derecho" a usar la fuerza para intervenir en Ucrania y reiteró que Rusia está "violando" leyes internacionales.

NUEVOS TIEMPOS