INTERNACIONAL
21/03/2014 18:18 CET | Actualizado 21/03/2014 18:27 CET

Avión de Malasia: Australia busca 'a ojo' los posibles restos

AFP

Cuando las tecnologías más avanzadas no funcionan es hora de cambiar la estrategia. La búsqueda con radares del avión malasio desaparecido el pasado 8 de marzo con 239 personas a bordo ha sido infructuosa y las autoridades australianas han optado por buscar 'a ojo' los posibles restos del vuelo MH 370 en el océano Índico.

Dos aeronaves con "observadores entrenados" asomados a las ventanillas rastrean una zona de la extensión de la península Ibérica al suroeste de Australia, mientras otras dos se encuentran en camino para peinar la región donde este jueves fueron detectados en unas imágenes de satélite dos objetos que podrían pertenecer al avión malasio.

"No detectamos nada con los radares, hemos replanteado la búsqueda de manera visual", ha explicado John Young, portavoz de la Autoridad de Seguridad Marítima de Australia (AMSA), organismo que lidera la búsqueda en el sur del océano Índico.

"Hasta la fecha, no se ha informado de ningún avistamiento", según la AMSA, mientras los aviones siguen recorriendo la zona a baja altura.

LOS RESTOS SE PODRÍAN HABER HUNDIDO

Las autoridades buscan un objeto de unos 24 metros y otros más pequeños a unos 2.500 kilómetros al suroeste de la ciudad de Perth, que podrían estar vinculados al vuelo de Malaysia Airlines desaparecido.

Warren Truss, viceprimer ministro australiano, ha advertido de que existe la posibilidad de que los restos se hayan hundido.

"Algo que lleva flotando en el océano tanto tiempo puede que deje de flotar (...) Y se hunda hasta el fondo del mar", ha apuntado Truss en declaraciones a los medios desde la ciudad de Perth.

A pesar de considerarlo una pista creíble, el ministro australiano de Defensa, David Johnston, aseguró que "pasarán muchos días para que se tenga una idea de la credibilidad y veracidad de este informe (del satélite)".

El avión Boeing 777-200 de Malaysia Airlines desapareció del radar unos 40 minutos después de despegar el pasado 8 de marzo de Kuala Lumpur con rumbo a Pekín.

Sus ocupantes eran 153 chinos, 50 malasios (12 forman la tripulación), siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que embarcaron con pasaportes robados a un italiano y un austríaco.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

EL HUFFPOST PARA 'MASCOTAS 2'