INTERNACIONAL
03/04/2014 17:54 CEST | Actualizado 03/04/2014 18:42 CEST

ZunZuneo: el Twitter cubano creado por EEUU para derrocar a Castro

AFP / GETTY

De "la revolución será tuiteada" a "la revolución morirá con un tuit". La agencia AP ha desvelado que el gobierno de EEUU desarrolló el proyecto Zunzuneo (el 'Twitter cubano') con el objetivo de provocar la caída del régimen de Fidel Castro.

La red social comenzó a funcionar en Cuba en el año 2010 como un servicio gratuito de mensajes en móviles dirigido a jóvenes menores de 35 años. Llegó a tener 40.000 suscriptores, una cifra más que considerable en un país con limitado acceso a la red.

El proyecto dejó de funcionar sin previo aviso en 2012. Sus usuarios ignoraban que detrás estaba Washington. Según AP, el objetivo era conseguir que poco a poco ZunZuneo se hiciese popular y alentar desde esta plataforma a la disidencia fuera del radar de la censura cubana.

Según los esquemas publicados por la agencia de noticias, EEUU ocultó sus vínculos con la red social mediante empresas ficticias, cuentas en las islas Caimán y canalizando los mensajes a través de otros países de forma que no se pudiera seguir el rastro hasta el gobierno estadounidense. Se crearon web falsas y falsos anunciantes para dar apariencia de normalidad.

UNA EMPRESA ESPAÑOLA, MENCIONADA EN EL ENTRAMADO

En esta labor habría colaborado la empresa española Lleida.net, especializada en el envío de SMS y e-mails certificados.

La empresa ha remitido un comunicado a El Huffington Post en el que manifiesta que "en ningún caso ha participado de forma activa en los acontecimientos mencionados y que "como operadora de telecomunicaciones, Lleida.net está sometida al régimen de secreto de las comunicaciones, no pudiendo verificar, intervenir o modificar el contenido de los mensajes de los clientes".

Los informes de AP señalan que ZunZuneo (argot que denomina el canto de un colibrí cubano) fue diseñado para atraer a una amplia base de suscriptores que inicialmente podrían discutir sobre temas cotidianos, como el deporte y el tiempo. Después, llegaría la disidencia, ya que planeaban introducir mensajes políticos para alentar las críticas al gobierno comunista.

"No habrá absolutamente ninguna mención de la participación del gobierno de Estados Unidos", señala una nota de Mobile Accord, empresa participante en el proyecto.

El esquema fue desarrollado por la Agencia de Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), que funciona bajo las órdenes del Departamento de Estado.

La USAID ha asegurado en un comunicado que su trabajo fue "consistente con las leyes de EEUU".

Sin embargo, no está claro si el proyecto es legal bajo las leyes estadounidenses, que exigen autorización por escrito del Presidente y una notificación al Congreso para adelantar cualquier operación secreta. Funcionarios de la USAID, declinaron decir quién aprobó el programa o si la Casa Blanca conocía de su existencia.

El gobierno cubano mantiene un control férreo sobre la información e internet. Según AP, los creadores de ZunZuneo planeaban sacar a Cuba "de la inercia mediante iniciativas tácticas y temporales, y lanzar un proceso de transición hacia el cambio democrático".

"Fue algo maravilloso", afirma Ernesto Guerra, un usuario cubano de la red social que nunca sospechó quién estaba detrás. "¿Cómo iba a saberlo? No tenía un letrero que dijera: 'Bienvenido a ZunZuneo, un proyecto de la USAID'".

Como vino, se fue. En 2012 se terminó el dinero para el proyecto. ZunZuneo se cerró y con ello el sueño americano de derrocar el régimen de Castro a golpe de mensajes.

"El momento en que ZunZuneo desapareció, quedó un vacío" asegura Guerra". "La gente me enviaba mensajes, ¿qué sucede con Zunzuneo? Al final, nadie sabe lo que pasó. Nunca supimos de dónde salió".