POLÍTICA
11/05/2014 09:59 CEST | Actualizado 11/05/2014 12:20 CEST

Elena Valenciano: "No voy a perder un segundo en Cañete, de él sólo he escuchado insultos"

FLICKR / PSOE

Elena Valenciano (Madrid, 1960) convocó el viernes a los medios de comunicación por sorpresa. Estaba harta. Cree que el Partido Popular quería frustrar el único cara a cara de la campaña y la candidata socialista no estaba dispuesta. Cedió para hablar de lo que quiera el PP porque está segura de que ganará el debate. Por si acaso, la también número dos del PSOE y nueve años eurodiputada lleva varios días preparando la cita mientras el PP se dedica a insultarla, según ella. "La derecha no tiene medida en el descaro", dice. Y ella no va a perder "un segundo" en el candidato popular, Miguel Arias Cañete, que no pasará los próximos cinco años en la Eurocámara sino que será nombrado comisario en unos meses.

-Aunque se anunció en un principio, esta semana su cara a cara con Arias Cañete estuvo a punto de ser cancelado. ¿Cómo se llegó hasta ahí?

El PP no quería debate y venía arrastrando los pies todo el tiempo para que no se celebrase. Puso una condición y luego otra hasta que yo dije que iba a debatir sin condiciones, como quisieran. Si se acude a los precedentes, vemos que en los debates se habla de economía, empleo, política social, derechos y libertades y de la Europa del futuro. Esto es lo habitual. ¿Que quieren hablar de la Política Agraria Común fuera de Economía? Pues tendremos un bloque específico. Por mí, no hay problema.

-¿Se la juega en este debate?

Los debates son importantes y casi un derecho de los ciudadanos. Si no confrontas el modelo, ¿cómo hará la gente que no está informada ni dedidida para elegir? No creo que sean importantes porque tengan un impacto definitivo sino porque interesan a la gente.

-La última encuesta del CIS prevé una victoria del PP. Hay otras encuestas que se la conceden a ustedes por la mínima. En un contexto de grave crisis, ¿no son ambas posibilidades un fracaso?

Preferiría que estuviéramos muy por delante, pero estamos en una gravísima crisis económica, política, social, casi de modelo de sociedad. El PSOE estuvo gobernando hasta hace dos años y medio y la gente le dio la espalda. La recuperación de esa confianza lleva su tiempo, estamos en el camino. En las últimas elecciones generales perdimos por 17 puntos y hoy estamos empatados. Sin ser satisfactorio, es un camino positivo.

"En las últimas elecciones generales perdimos por 17 puntos y hoy estamos empatados. Es un camino positivo"

-Como el PP, ustedes corren el riesgo de perder 7 o 10 puntos porcentuales de apoyo. Partidos como Izquierda Unida suben y Podemos lograría un escaño. ¿Qué mensaje les está dando la izquierda?

Los partidos que ha citado tienen un proyecto diferente para Europa, que no es la que nosotros entendemos ni hemos construido. Proponen otras cosas.

-¿Corre el riesgo el PSOE de dejar de ser el partido fundamental de la izquierda para convertirse en uno más?

No. Por mucho que nosotros bajemos y por mucho que suban los que están a nuestra izquierda, la diferencia es muy grande. Si nosotros estamos en el 30% e IU está en el 10%, la distancia es muy considerable. No hablemos ya de Podemos. ¿Qué porcentaje le dan las encuestas, un 1% o un 2%? El PSOE es el partido más grande y más fuerte en la izquierda, algo que en estas elecciones es fundamental. Los socialistas nos presentamos a unas elecciones en 28 Estados miembros, algo que no puede decir ningún otro partido.

-Las actas del Parlamento Europeo muestran una alta coincidencia de voto con los populares, algo que no les ayuda ni a diferenciarse de ellos ni a frenar a otros partidos de izquierda.

La UE la conforman lo que podríamos llamar tres cámaras. El Consejo, la Comisión y el Parlamento. Es un un orden que debería invertirse porque el Parlamento ha pasado de ser una institución testimonial a decidir en multitud de asuntos. El Parlamento es la institución europeísta que ha servido de contrapeso a los Gobiernos, y es imprescindible que siga siendo así. Por eso, la socialdemocracia a veces acuerda asuntos con los liberales, con los verdes o con los demás partidos. Es importante que sea así, porque si no hay bloques, la institución no pesa. ¿Cuándo coincidimos con el PPE? Cuando hablamos de la construcción europea y en respuesta a lo que hace el Consejo. Aún así, el PPE vota diferente muchísimas veces.

"Hay una derecha europea muchísimo más progresista que la española en temas de libertades"

Además, hay una derecha europea muchísimo más progresista que la española en temas de libertades, por ejemplo. Luego está el lugar geográfico. Italia, Francia, España, Grecia y Portugal muchas veces votan parecido en temas agrícolas. Los equilibrios son muchos: ideológicos, institucionales, geográficos…

-Pero luego se presentan ustedes con un programa europeo y un candidato.

No somos comparables al grupo popular. Nosotros somos de la misma familia y partido y estamos mucho más cohesionados, somos más compactos. Y por eso nuestro grupo pesa tanto.

-Es la primera vez que los partidos europeos tienen un candidato a presidir la Comisión, pero ninguno llegará al puesto sin el apoyo del Consejo, que según el Tratado de Lisboa, sólo está obligado a tener en cuenta la correlación de fuerzas salida de las urnas.

Antes el Consejo simplemente nombraba al presidente de la Comisión. Hemos avanzado, tenemos candidatos y será muy difícil que el Consejo vaya en contra de las urnas. Por ejemplo: que ganen los socialdemócratas y escojan a un popular no va a pasar. El Parlamento Europeo se ha conjurado para que se respete a los candidatos.

-El PSOE critica duramente las políticas de Angela Merkel, pero el candidato socialista a presidir la Comisión, Martin Schulz, necesita el aval de los Gobiernos para convertirse en presidente de la Comisión, en caso de que su grupo gane las elecciones. ¿Va a garantizarle Merkel el puesto a alguien que va a hacer la política contraria a la suya?

"Merkel no podrá imponer a su candidato a la Comisión porque el Parlamento Europeo no lo permitirá"

No es que Merkel le garantice el puesto. Si los socialistas ganamos, Merkel no podrá oponerse. En cualquier caso, no hay nada mejor para oponerse a una alemana de derechas que un alemán de izquierdas. Merkel no podrá decidir otra cosa, porque el Parlamento Europeo no lo permitirá.

-Muchas de las decisiones europeas clave para España, como la política del BCE o la del Eurogrupo, se toman lejos de la Eurocámara, sin que los diputados puedan hacer gran cosa. ¿Cómo van a cambiar eso?

Hay que construir una mayoría en el Parlamento que comience a cambiar las cosas, incluyendo la arquitectura institucionale de la Unión, la toma de decisiones, el presupuesto… Y nosotros votaremos en lo que tenemos competencia en favor de nuestras políticas. La capacidad del Parlamento Europeo no es toda, pero es mucho mayor que la de antes.

-El aborto no es una materia europea. ¿En qué sentido trabajará desde Europa para defenderlo?

Desde Europa podemos esgrimir la Carta de Derechos Fundamentales, podemos ir por la vía de la seguridad de los pacientes y consumidores o por las políticas de salud. Podemos hacer que la UE al menos tenga algo que decir sobre Gobiernos que reprimen libertades. Mi oponente habla mucho de las competencias, pero es que hasta las competencias se pueden discutir. Una de las cosas que van a pasar con la ley es que las mujeres van a poner en riesgo su salud para abortar. Se me ocurren varias esquinas de la política comunitaria desde las que se puede tratar el aborto.

-¿Por qué ha hecho aguas la política exterior de la UE, liderada por Catherine Ashton, una laborista?

Los gobiernos deberían ceder más soberanía y no guardar la competencia bajo siete llaves. No hay manera de que la UE tenga una sola voz y eso es un desastre. La UE ha perdido su escasa influencia en el mundo. Aunque ha avanzado en los últimos años, dista mucho de lo que deja de ser. Como la UE se ha pasado casi 10 años definiéndose a sí misma, con la Constitución y los tratados, y otros siete en crisis, ha perdido casi 20 años en un terreno fundamental y decisivo.

-¿Está a favor de la negociación de un tratado de libre comercio con EEUU? Según sus críticos, puede llevar a la homologación de normas europeas con las norteamericanas y una gran pérdida de derechos.

Es algo que hay que vigilar muy de cerca. Hay muchas áreas de interés para los europeos y puede ayudar mucho en términos de desarrollo comercial, pero tiene que ser vigilado desde la perspectiva de los derechos humanos o la privacidad para que no sean nuestros estándares los que bajen. Tal y como está la UE en este momento, suspender las negociaciones no sería muy razonable.

-¿Sería Luis de Guindos un buen presidente del Eurogrupo?

No. A la vista de cómo ha gestionado la crisis en España y cómo ha gestionado su tarea anterior, no me parece que sea un gran candidato.

-El propio Luis de Guindos ha pedido un acto de responsabilidad a Magdalena Álvarez, una forma velada de reclamar su dimisión del Banco Europeo de Inversiones por el caso de los ERE en Andalucía. ¿Qué debería hacer?

"Magdalena Álvarez tomará una decisión responsable en conversación con el BEI y atendiendo a las normas del banco"

Creo que en conversación con el BEI y atendiendo a las normas del banco, tomará una decisión responsable.

-¿Qué es una decisión responsable?

Eso tiene que verlo ella con el presidente del BEI y su Consejo. Hará lo que sea mejor para el BEI y para España.

-Dos frases de las últimas horas: “Les dejamos un Titanic y nos devolvieron una patera”, de Isabel García Tejerina, nueva ministra de Agricultura. "Señora Valenciano, a la hemeroteca y a tomar fósforo para la memoria", de Arias Cañete. ¿Cuánto pesa la crisis y su gestión, la famosa herencia recibida, en cómo está el PSOE?

La crisis le pesa a la gente. No es lo mismo estar parado seis meses, un año o dos. Ese peso de la crisis nos hace pedir un cambio en la política europea para que podamos salir de una manera justa. Otra cosa es la manipulación política que hace el PP de las cosas. Lo que me preocupa, lo que me desvela y en lo que me esmero es en ser capaz de cambiar una política que lleva a millones de europeos al sufrimiento. La utilización política del PP es de una irresponsabilidad supina. Lleva dos años gobernando, pero se dedica a hacer oposición al Gobierno anterior.

-Si el PP lo utiliza, será porque cree que puede influir en muchos ciudadanos.

El PP sólo sabe hacer política de esa manera, cuando está en el Gobierno y en la oposición. El PSOE está en mejores condiciones que hace dos años y estará en mejores condiciones dentro de un año. No ocurre de un día para otro, pero se va haciendo el camino.

-¿Va a ser la vicesecretaria general del PSOE desde Bruselas?

Sí, claro. Que yo sepa, no se va a elegir a otro. Hasta el congreso del PSOE, soy la vicesecretaria general.

-¿Cómo ve a los suyos?

Los míos, como usted dice, la gente del PSOE, es la gente normal. El PSOE es un maestro al que le han recortado horas de clase, mujeres con hijos dependientes, trabajadores, pensionistas, chavales jóvenes que no pueden estudiar porque les han subido las tasas. La base de apoyo del PSOE es la que está sufriendo. Tienen muchos problemas, están golpeados por la crisis. ¿Animados? No están felices. Están preocupados, pero los veo con muchas ganas de cambiar esto.

-¿Les dice que se pueden crear muchos empleos desde Europa?

No les engaño. Les digo que nosotros hemos presentado un plan de empleo para los jóvenes de Europa, dotado con 21.000 millones de euros y el PP ha votado en contra, por ejemplo. Les digo que es importante recapitalizar el BEI para que dé crédito o se meta en proyectos de emprendedores jóvenes y pequeñas y medianas empresas. Les digo que vamos a intentar cambiar los estatutos del BCE para que apoye a los países del sur. O que vamos a luchar por fondos para la investigación que no computen en el déficit del país. Son cosas realistas, posibles y que cambiarían las cosas.

"Yo sólo he escuchado del señor Cañete insultos, y además insultos muy dirigidos a mi persona"

-¿Cómo ve el tono de la campaña del PP?

Yo sólo he escuchado del señor Cañete insultos, y además insultos muy dirigidos a mi persona. No exagero nada. Yo no me he metido con él en ningún sentido, sólo he criticado la política de la derecha europea mientras él prefiere atacarme a mí personalmente.

-"Feminismo trasnochado" es lo último que le imputa.

Que un señor como Cañete me llame a mí trasnochada... La derecha no tiene medida en el descaro. No voy a perder ni un segundo en el señor Cañete. Primero, porque estas elecciones están planteadas por el propio Rajoy como un plebiscito sobre su política. Como el pensamiento de Cañete es tan simple, dice que hay que votar al PP para que sigan haciendo lo que están haciendo y yo creo que esa es la mejor razón para no votarles. No voy a perder un segundo en Cañete porque en realidad a lo que se presenta es a la Comisión, no al Parlamento Europeo.

Y si el PP quiere plantear estas elecciones como un “sí” o un “no” a su política en España, habrá que decirles que no. Sí a Merkel y sí a Rajoy o no a ambos.

EN POCAS PALABRAS

-¿Cree que cobra mucho un eurodiputado?

Ahora no sé cuanto cobran, pero es un buen salario, desde luego.

-¿Cenaría con Cañete o con Pablo Iglesias?

¿Con Pablo Iglesias?

-El vivo.

[Ríe] Es que al hablar de Cañete me he ido al pasado. Cenaría con los dos sin ningún problema.

-¿Volará a Bruselas o Estrasburgo en primera clase o en turista?

En turista. Siempre que sea posible.

"Volví a Twitter por el aborto, era una batalla que había que dar constantemente"

-¿Por qué volvió a Twitter?

Por el aborto, era una batalla que había que dar constantemente. Además, los niños ya eran más mayores y había más maneras de protegerse contra los ataques que cuando me fui.

-¿Si Rubalcaba sale mucho en televisión sumará o restará votos a su candidatura?

Rubalcaba es el secretario general y por supuesto tiene que hacer parte de la campaña.

-¿Por qué en el cara a cara con Cañete ni se planteó que hubiese preguntas de periodistas o del público?

Porque lo que se decidió desde el primer momento es repetir el debate que se hizo en las anteriores elecciones europeas.

-¿Le hubiera gustado que hubiese preguntas?

Sí, a mí me gustan las preguntas. No tengo ningún problema en responder a los periodistas. He dado muchas ruedas de prensa desde que soy vicesecretaria general del PSOE y no se puede decir que me haya escondido, algo que no puede decir el PP.

-Si usted es “la chica de ayer”, como dijo en la Cadena Ser, ¿quién es la chica de mañana?

Es mi hija. La chica de ayer es el himno de los años 80. Mi hija, que tiene ahora 20 años, es la chica del mañana.

VER ADEMÁS:

EL HUFFPOST PARA IKEA