POLÍTICA
20/10/2014 13:09 CEST | Actualizado 20/10/2014 14:50 CEST

Barones del PP piden echar a Rato y Cospedal dice que serán "contundentes"

Río revuelto en el PP. Varios dirigentes 'populares' han pedido este lunes que Rodrigo Rato sea expulsado del partido por el caso de las 'tarjetas b' de Caja Madrid.

Por ejemplo, el presidente de la Comunidad valenciana, Alberto Fabra, ha considerado que el PP debe expulsar a Rato de sus filas porque en este momento en que hay un distanciamiento entre ciudadanos y políticos "hay que ser muy contundente".

"No caben estas conductas ante los ciudadanos, no caben en estos momentos de desconfianza", ha añadido Fabra a su llegada a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP.

Al ser preguntado sobre si el expresidente de Bankia y vicepresidente del Gobierno de José María Aznar debería ser expulsado del partido por el uso de las tarjetas opacas, Fabra ha respondido: "Yo creo que sí", y ha insistido en que en estos momentos no pueden permitirse este tipo de conductas.

QUIROGA Y FEIJÓO, EN LA MISMA LÍNEA

En la misma línea, la presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, también se ha mostrado partidaria de apartar del PP a Rato, aunque no ha concretado plazos y ha señalado que a quien "toca" gestionar esta cuestión es "a los dirigentes" estatales de su partido.

Quiroga se ha pronunciado en la misma línea en la que lo han hecho también el presidente del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, y otros dirigentes de su formación en el transcurso de un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum en la capital gallega, en el que también ha cargado con contundencia contra la corrupción.

De hecho, en su intervención, ha advertido de que la sociedad de 2014 "no es ni la de 1975 ni la de 2014" y los pasos que exigen los ciudadanos de hoy son "muy diferentes". "Soluciones y comportamientos ejemplares", ha recetado la líder del PP vasco.

En esta coyuntura, ha manifestado su convicción de que los políticos tienen que "entonar un mea culpa sincero y reflexivo" para que "la corrupción y las prebendas desaparezcan en la medida de lo posible".

Del mismo modo, ha llamado a "castigar con la ley y el desprecio social y político" a quienes "en nombre de los políticos" caen en actitudes irregulares.

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, también ha asegurado que el Partido Popular ya ha abierto un expediente informativo y actuará "en consecuencia" sea "quien sea la persona afectada" y "le toque a quien le toque".

COSPEDAL: "HAY DECISIONES MÁS DOLOROSAS"

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien ha afirmado que no ha hablado con Rato, ha asegurado que el PP actuará con "contundencia" y sin "distinciones" contra los usuarios de las llamadas 'tarjetas B' de Caja Madrid, unas palabras que ha dicho compartir después el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, según han informado a Europa Press fuentes 'populares'.

Con todo, y según informa El Mundo, la dirigente 'popular' ha admitido que hay decisiones que son "más dolorosas" que otras. Y, en cualquier caso, Cospedal ha asegurado que "antes de tomar una decisión" el partido escuchará a los afectados para saber "cómo entienden ellos que se ha producido este asunto".

"Todo el mundo tiene derecho a ser escuchado antes de tomar una decisión", ha precisado. "Toda la ciudadanía estamos escandalizados con este asunto, pero si tenemos que hacer algo hay que hacerlo cargados de razón", ha añadido.

Cospedal ha admitido que este asunto "afecta a la credibilidad de todas las instituciones", pero ha subrayado que, a su juicio, "es el Gobierno" el que ha destapado este fraude porque el FROB puso la auditoría de Bankia en manos de la Fiscalía.

EL COMITÉ DE DERECHOS Y GARANTÍAS ESTÁ TRAMITANDO EL EXPEDIENTE

El PP anunció el pasado 7 de octubre la apertura de un expediente informativo a Rato por el caso de las 'tarjetas black', justo un día antes de que el que fuera vicepresidente del Gobierno con José María Aznar durante dos legislaturas fuera citado para declarar como imputado ante el juez Fernando Andreu, quien este pasado jueves le atribuyó un delito de administración desleal y le impuso una fianza de tres millones de euros.

El Comité de Derechos y Garantías del PP empezó la pasada semana a tramitar ese expediente, pero no ha tomado ninguna medida cautelar como la suspensión temporal de militancia alegando que antes de cualquier decisión deben escuchar las explicaciones de Rato.

TE PUEDE INTERESAR...

ESPACIO ECO