POLÍTICA
02/11/2014 14:23 CET | Actualizado 02/11/2014 14:36 CET

El presidente de la Diputación de León no dimite y el PP presenta una moción de censura

EFE

El PP de León ha anunciado este domingo que presentará sendas mociones de censura en la Diputación y en el Ayuntamiento del municipio leones de Cuadros ante la negativa del alcalde de esa localidad y presidente de la institución provincial, Marcos Martínez Barazón, a devolver sus actas y a renunciar a sus cargos.

Martínez es uno de los implicados en la 'Operación Púnica' y ahora mismo se encuentra en prisión incondicional.

En un comunicado, el PP afirma que, "sin entrar a prejuzgar la existencia de responsabilidad penal de Marcos Martín Martínez Barazón, cuestión que dirimirán los tribunales, en los que se tiene absoluta confianza, sí existen unos hechos de máxima gravedad que han afectado y afectan a su persona".

Cita entre estos su detención ordenada en el curso de un proceso judicial penal seguido en la Audiencia Nacional, la Operación Púnica, su incomunicación durante varios días y la prisión preventiva incondicional y sin fianza.

El Partido Popular sostiene que resulta "absolutamente inviable" gobernar una institución desde la cárcel bajo una situación de prisión preventiva cuya duración es indefinida.

La negativa de Martínez a presentar su renuncia podría tratarse de una estrategia de defensa, según han apuntado fuentes del propio partido, ya que dimitir de sus cargos podría interpretarse como un reconocimiento de su culpabilidad.

DECISIÓN ANUNCIADA

La decisión del PP leonés se produce después de que su presidente en funciones, Eduardo Fernández, anunciase el pasado viernes que el partido promovería mociones de censura si antes del lunes Martínez Barazón, encarcelado por su relación con la Operación Púnica contra la corrupción, no devolvía el acta de diputado.

El presidente en funciones del PP de León, que tomó la responsabilidad en este partido tras el asesinato de Isabel Carrasco el pasado 12 de mayo, manifestó entonces su confianza en que la devolución del acta pudiera 'fructificar' antes de mañana lunes, lo que finalmente no ha ocurrido.

Fuentes cercanas al presidente de la Diputación, detenido y posteriormente encarcelado por su presunta participación en la Operación Púnica, han afirmado que Marcos Martínez mantiene su inocencia, rechaza su relación con la trama de corrupción en la que está implicado y afirma que su implicación ha sido promovida por el propio PP para apartarle de la presidencia de la institución.

Según el auto de prisión, el presidente de la Diputación de León utilizó la trama de corrupción municipal y regional destapada en la Operación Púnica para perpetuarse en su cargo gracias a la red de influencias en el Partido Popular de Alejandro de Pedro, uno de los cabecillas del entramado.

Martínez habría puesto en marcha procedimientos negociados de contratación vinculados a la estación de esquí de San Isidro en los que únicamente resultarían invitadas empresas vinculadas a De Pedro, 'a cambio de que este hiciera uso de su red de influencias entre altos cargos del PP para continuar como presidente de la Diputación de León'.

El juez añade en el auto que Martínez 'tendría participación en alguna de las empresas que resultarían adjudicatarias de los concursos, incurriendo presuntamente en los delitos de negociaciones prohibidas a funcionarios, prevaricación, revelación de secretos, tráfico de influencias, cohecho y fraude'.

Martínez Barazón tomó posesión como presidente de la Diputación de León el pasado 30 de mayo en sustitución de Isabel Carrasco.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

NUEVOS TIEMPOS