POLÍTICA
22/08/2015 16:25 CEST | Actualizado 22/08/2015 16:25 CEST

Rajoy anuncia un modelo de atención sanitaria único para los 'sin papeles' en septiembre

EFE

La cercanía de las elecciones parece que ablanda el corazón de los políticos. El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado este sábado en Portomarín (Lugo) que el Gobierno está trabajando en el diseño de un modelo único de atención sanitaria para los inmigrantes irregulares, que estará listo en septiembre.

Los periodistas que atendían su intervención en la localidad gallega le han preguntado, entonces, si los inmigrantes sin papeles podrán acceder a la sanidad pública española, pero Rajoy ha evitado dar una respuesta y se ha limitado a decir que este asunto se resolverá el mes que viene.

"Y lo que queremos ahora, y creo que es algo bastante razonable, es que el mismo trato sea igual en todas las comunidades autónomas de España. Yo creo que este mes de septiembre resolveremos este tema definitivamente porque no tiene sentido que en un sitio se produzca de una forma y en otros sitios de otra forma distinta", ha sentenciado.

Ha hecho hincapié en que "los derechos, igual que los deberes y las obligaciones, deben ser exactamente iguales para todo el conjunto del territorio nacional". "Es una sanidad pública que concede a las personas, que es el caso de inmigrantes irregulares, una atención de las más avanzadas del conjunto de la UE", ha añadido el presidente conservador.

LAS AUTONOMÍAS TOMAN LA DELANTERA

Las palabras de Rajoy llegan después de que numerosas autonomías -entre ellas Andalucía, Baleares, la Comunidad Valenciana o Cantabria- hayan resistido, manteniendo la asistencia a estos extranjeros o restituyéndola con los cambios de gobierno propiciados por las elecciones del pasado mayo.

Justo anoche, la mayoría de estas comunidades se quejaron públicamente ante lo que consideran una "amenaza" del Gobierno, tras recibir la advertencia del Ministerio de Sanidad de que pueden recibir multas de la UE por cómo restituyen esa asistencia sanitaria a los inmigrantes no regularizados. Esa presión, dicen, no les hará cambiar de opinión.

El PP ha negado estas acusaciones a través del secretario general de su grupo parlamentario en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro. "En modo alguno (el gobierno) ha amenazado" a las comunidades por la asistencia sanitaria a inmigrantes ilegales, ha dicho. Su partido, sostiene, quiere "dar un paso adelante" para que los inmigrantes sin papeles no solo tengan derecho a las urgencias sanitarias, sino también a la atención primaria.

SÁNCHEZ QUIERE DEROGAR EL DECRETO

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, también ha comparecido este sábado desde Málaga para reclamar a Rajoy la derogación del controvertido Real Decreto Ley 16/2012 con el que el Partido Popular inició la reforma sanitaria. Esta petición será presentada formalmente en breve a través de una iniciativa parlamentaria.

"Ese decreto quiebra un principio básico, que es la universalidad del sistema de la sanidad pública y expulsa a cientos de miles de personas del sistema", ha denunciado Sánchez en la Feria malagueña.

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno ha calificado este decreto de "injusto, insolidario e ineficiente desde el punto de vista económico". Y es que, en su opinión, "es mucho más costoso tener a esas personas fuera del sistema".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...