NOTICIAS
23/12/2017 15:01 CET | Actualizado 23/12/2017 15:59 CET

El Barça vence al Madrid en el Bernabéu y deja media Liga sentenciada

Los de Valverde fueron muy superiores en la segunda mitad, cuando se decantó el partido.

REUTERS

El Barcelona se marcha del Santiago Bernabéu con media Liga sentenciada tras dejar a un Real Madrid noqueado y a la friolera de 14 puntos de distancia.

Lo hace tras una victoria de justicia (0-2) de los de Valverde con goles de Suárez y Messi.

Y eso que el Madrid hizo méritos en la primera mitad para irse al descanso con ventaja en el marcador. Pero no tuvo el acierto de los delanteros y tampoco la suerte que suele decantar este tipo de partidos.

Benzema tuvo la mejor ocasión del partido al rematar de cabeza al palo izquierdo de Ter Stegen, muy fiable bajo los palos.

Los de Zidane, que decidió no sacar a Isco de entrada en favor de Kovacic, tuvieron el control del balón ante un Barcelona que no acababa de hilar su juego.

Sin embargo, al descanso se llegó con empate sin goles y con la sensación de que todo estaba por decidir.

Pero la segunda parte sólo tuvo un color. Bueno, dos: el azul y grana de los culés. Mucho más intensos que en la primera mitad, con un gran Busquets en el centro del campo, y un Rakitic de cuyas botas nació el primer tanto barcelonista.

El croata se paseó por el campo madridista hasta llegar a la frontal del área rival sin que nadie le dijera "dónde va usted". Kovacic, más ocupado con Messi que en la primera parte, dejó pasar al centrocampista culé y permitió que pudiera decidir si pasar a Suárez o a Sergi Roberto.

El canterano recibió el balón y cedió al uruguayo, que sólo tuvo que batir a Navas.

Minutos después llegaría la jugada loca del segundo gol. Tras otra gran jugada culé, Suárez se plantó ante Navas, que rechazó el disparo. Messi recogió el rechace y volvió a ceder al uruguayo, que estrelló el balón en el palo. Paulinho estaba ahí para rematar de cabeza, pero Carvajal se estiró como si fuera un portero y lo paró con la mano. Expulsión y penalti.

Messi no perdonó desde los once metros para sentenciar el partido, que tuvo algo de intensidad en los últimos diez minutos cuando entraron Asensio y Bale.

El Madrid estuvo cerca de acortar distancias, pero al final del partido, Aleix Vidal puso el definitivo 0-3 tras un pase de Messi desde la línea de fondo.

El Barça se marcha en la clasificación tras la derrota del Atlético de Madrid y dejando a su eterno rival a una distancia abrumadora para ser el mes de diciembre.

EL HUFFPOST CON ROYAL CANIN