INTERNACIONAL
18/04/2018 06:27 CEST | Actualizado 18/04/2018 11:01 CEST

Facebook se alía con grupos conservadores para impedir en EEUU leyes sobre privacidad como las de Europa

La endurecida legislación europea entra en vigor en mayo.

El fundador y presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg.
EFE
El fundador y presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg.

Facebook se ha puesto en contacto con grupos conservadores estadounidenses para frenar los intentos demócratas de endurecer la legislación sobre privacidad como ya ha hecho la Unión Europea.

La red social envió los emails para proponer una reunión a los conservadores horas antes de que Mark Zuckerberg se disculpara ante el Senado por la filtración de datos de 87 millones de usuarios a la consultora Cambridge Analytica, según Politico.

"Sabemos que a nadie en la comunidad del libre mercado se le ha pasado por alto que, con la legislación en marcha en Europa y las discusiones cambiantes en Washington, cada vez es más probable que Washington se apresure en imponer regulaciones, y la privacidad encabeza la lista de preocupaciones", apunta en los correos Lori Moylan, encargada del enlace con grupos conservadores en Facebook.

"A nuestro equipo de privacidad le ayudaría muchísimo escuchar su opinión. Nos encantaría comentar cualquier idea o consejo que tengan y exponerles nuestro pensamiento también", añade, invitando a los receptores a una sesión no oficial en las oficinas de la red social en la capital de EEUU.

Según Politico, al ser preguntada por el tema, Facebook no ha negado la autenticidad de esos emails y se ha limitado a apuntar que están dirigiéndose a legisladores de ambos lados del espectro ideológico.

La UE ha reformado sus leyes para atar en corto a las empresas que comercian con datos privados y se ha dotado del poder de multarlas con el 4% de sus ganancias globales en caso de incumplirlas, entre otras medidas destinadas a impedir una filtración masiva como la de Facebook.

Los conservadores de EEUU no son muy amigos de la red social, a la que acusan de un sesgo contra ellos desde 2016. Pero se caracterizan políticamente por oponerse a una mayor legislación y control estatal, en particular por cómo puede afectar "al siguiente Facebook".

La red social se encuentra sometida a gran presión tras el escándalo para que refuerce sus controles de seguridad. Aunque Zuckerberg expresó que es partidario de regular, también apuntó que un exceso de legislación ahoga a sus competidores pequeños más que a multinacionales como la suya y no cesó de repetir que había que asegurarse de que las leyes fueran las "adecuadas".

Ante los periodistas, antes de su comparecencia, aseguró que leyes como la europea son "muy positivas" y se comprometió a ofrecer a los estadounidenses esa misma protección. Pero también señaló que "hay que ver lo que funciona en diferentes mercados, leyes y territorios".

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST