POLÍTICA
04/05/2018 11:37 CEST | Actualizado 04/05/2018 11:37 CEST

Educación ha recibido quejas en 24 escuelas catalanas por "adoctrinamiento"

Quejas de padres y madres por supuestos castigos por hablar en castellano, camisetas con esteladas, huelgas de profesores...

Imagen de archivo
EFE
Imagen de archivo

El Ministerio de Educación ha recibido quejas de padres y madres de 24 escuelas catalanas por presunto "adoctrinamiento político" de menores como consecuencia del referéndum del 1-O, como detallan tres requerimientos de información del Gobierno central a los que ha tenido acceso Europa Press.

Después del 1 de octubre, el Ministerio ha recogido quejas de 24 escuelas e institutos de Terrassa, L'Hospitalet de Llobregat, Viladecavalls, Vic, Gualba, Llagostera, Sant Pol de Mar, Vilanova i la Geltrú, Mataró (Barcelona), Ripoll, Vall-Llobrega (Girona), Selva del Camp, Reus (Tarragona) y Tàrrega (Lleida).

Las quejas de 24 escuelas hace referencia al tercero de los requerimientos que ha enviado el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a la Generalitat, y recoge la relación de casos de escuelas sobre las que se ha presentado queja ante la autoridad educativa.

Las quejas: castigos por hablar en castellano, camisetas esteladas...

Entre las quejas, figuran algunas como el seguimiento de huelgas y parones del profesorado en el inicio de curso, convocatorias de protesta por encarcelamiento de los 'Jordis', quejas por adoctrinamiento a menores de parvulario y supuestos castigos por hablar castellano.

También hay críticas por una escuela que presuntamente recibió a los alumnos con el canto de 'Els Segadors', la propuesta de un curso de infantil de celebrar la fiesta de fin de curso con una camiseta 'estelada' y críticas por hablar de una represión brutal de la policía estatal en un comunicado del centro, entre otras.

Además de estos casos, el Ministerio señala que han llegado "denuncias anónimas que no se han podido incluir en este informe por temor de los padres a que señalen a sus hijos", y por la exposición de 'estelades' y pancartas de carácter político.

Según el Ministerio, "involucrando a los alumnos en este tipo de actuaciones, se están conculcando diferentes derechos, desde restarles tiempo y enseñanzas en su proceso educativo, como el de no proporcionarles la suficiente protección para su desarrollo personal e intelectual".

También ha lamentado que se pueda sesgar "su formación como ciudadanos libres, comprometidos con la sociedad y el respeto a los valores democráticos instaurados en la Constitución, al hacerles partícipes de un acto suspendido por el Tribunal Constitucional (TC), por lo que es un acto no conforme a la norma del que los alumnos deberían permanecer alejados".

Las imágenes del 1-O

NOTICIA PATROCINADA