INTERNACIONAL
22/06/2018 02:13 CEST | Actualizado 22/06/2018 11:52 CEST

"En realidad no me importa, ¿y a ti?": el mensaje de la ropa de Melania Trump al visitar a los niños inmigrantes

Muchos creen que retrata a la pareja presidencial pero Trump tiene su propia teoría...

Melania Trump ha visitado por sorpresa la frontera sur de EEUU en un intento por mejorar la imagen de la Casa Blanca, manchada por la separación forzada de niños inmigrantes de sus familias. Pero el gesto ha quedado eclipsado por una buena metedura de pata.

La Primera Dama de EEUU subió a su avión con destino a Texas con una gabardina que llevaba escrito en la espalda: "En realidad no me importa, ¿y a ti?".

AOL

Melania no la ha llevado la gabardina durante su visita a un centro de detención temporal de menores indocumentados en McAllen (Texas), pero ha vuelto a ponérsela al aterrizar de vuelta en Washington y cuando ha entrado en la Casa Blanca.

La chaqueta ha sido objeto de todo tipo de especulaciones en las redes sociales, donde algunos lo interpretaron como un mensaje de la Casa Blanca a la base de votantes de Trump, que podría sentirse inquieta ante los gestos amables de Melania hacia los inmigrantes.

La portavoz de la primera dama, Stephanie Grisham, ha asegurado en un comunicado que era simplemente "una chaqueta" y que "no había ningún mensaje oculto". Pero su marido, Donald Trump, ha ofrecido su propia explicación: era una indirecta a los medios de comunicación.

"EN REALIDAD NO ME IMPORTA, ¿Y A TI?', que estaba escrito en la parte posterior de la chaqueta de Melania, se refiere a los Medios de Comunicación Falsos. ¡Melania se ha dado cuenta de lo deshonestos que son, y a ella realmente ya no le importa!".

En mayo, Melania dejó claro su descontento con el tratamiento que los medios hicieron de su hospitalización tras ser operada del riñón, que fue inusualmente larga y generó rumores de que la causa de su ausencia podía ser otra.

Fuera esa o no la razón, la mala elección de vestuario ha copado las portadas de una visita que estaba destinada a elevar el perfil público de la Primera Dama y su implicación en temas políticos. Según su portavoz, organizó el viaje sin que Trump se lo pidiera porque "quería ver todo por sí misma".

"Quiero preguntarles cómo puedo ayudar a que estos niños se reúnan con sus familias lo más rápido posible", dijo durante el recorrido por el centro, situado en una localidad limítrofe con México.

La visita, que no estaba anunciada y no se hizo pública hasta que Melania aterrizó en Texas, ha llegado cuatro días después de que la Primera dama Declarara, a través de su portavoz, que odiaba "ver a los niños separados de sus familias".

"¿Cuánto tiempo llevan aquí? ¿De dónde son?", preguntó la primera dama a un grupo de niños.

"Mi esposa, nuestra primera dama, está ahora en la frontera porque le molestaba realmente estar viendo esto, igual que me molesta a mí", ha apuntado Trump en una reunión con su gabinete.

Melania, que mantuvo la discreción durante el primer año de mandato de Trump, anunció recientemente una iniciativa destinada a promover el bienestar de los menores y esta semana presionó a su esposo para que dejara de separar a las familias de inmigrantes.

Melania Trump, en el tiempo

ESPACIO ECO