INTERNACIONAL
11/07/2018 20:18 CEST | Actualizado 11/07/2018 20:47 CEST

Más madera: Trump plantea que los miembros de la OTAN eleven el gasto militar al 4% del PIB, el doble de lo pedido inicialmente

Stoltenberg, el secretario general de la Alianza, reconoce "desacuerdos" tras primera jornada de cumbre de Bruselas.

Los líderes de los países que componen la OTAN, posando en el Parque del Cincuentenario de Bruselas, con Trump en el centro haciendo gestos.
Yves Herman / REUTERS
Los líderes de los países que componen la OTAN, posando en el Parque del Cincuentenario de Bruselas, con Trump en el centro haciendo gestos.

El presidente estadounidense, Donald Trump, propuso hoy durante la primera jornada de la cumbre de líderes de la OTAN que los países miembros eleven el gasto militar hasta el 4% de sus respectivos PIB, frente al 2% acordado en la cumbre de Gales de 2014.

"Durante los comentarios del presidente hoy en la cumbre de la OTAN sugirió que los países no solo cumplan su compromiso de destinar el 2% de su PIB al gasto en Defensa, sino que lo incrementen al 4%", indicó a Efe la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders. Añadió que Trump ya hizo esa propuesta durante la cumbre de la OTAN del año pasado.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza se comprometieron en su reunión de Gales en 2014 a incrementar la inversión militar hasta el 2% de sus productos interiores brutos en el plazo de una década, lo que se ha convertido en la principal exigencia del presidente estadounidense a los miembros de la Alianza. Sin embargo, este año solo ocho de los 29 aliados cumplirán ese objetivo y se prevé que para 2024 la cifra se eleve a 15.

"Desacuerdos" al aire

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha reconocido que, evidentemente, persisten los "desacuerdos" entre aliados al término de la primera jornada de la cumbre de la organización, aunque sostiene que no han impedido que se tomen decisiones para hacer a la Alianza "más fuerte".

"Acabamos de concluir una reunión sustancial de los 29 jefes de Estado y de Gobierno. Hemos tenido discusiones, tenemos desacuerdos pero, lo más importante, tenemos decisiones que impulsan a esta alianza adelante y nos hacen más fuertes", indicó Stoltenberg en una rueda de prensa.

"En la historia de la OTAN hemos tenido muchos desacuerdos y hemos sido capaces de superarlos una y otra vez", señaló el secretario general aliado.

"Porque, a fin de cuentas, estamos de acuerdo en que Europa y Norteamérica están más seguras juntas. La OTAN es buena para Europa y es buena para América del Norte", continuó.

En la historia de la OTAN hemos tenido muchos desacuerdos y hemos sido capaces de superarlos una y otra vez. Porque, a fin de cuentas, estamos de acuerdo en que Europa y Norteamérica están más seguras juntas. La OTAN es buena para Europa y es buena para América del NorteJens Stoltenberg, secretario general de la OTAN

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

Stoltenberg había aludido expresamente a las diferencias entre Estados Unidos y sus aliados en temas como el comercio, el cambio climático o incluso el acuerdo nuclear con Irán. Los líderes abordaron en la sesión de trabajo de hoy cómo repartir mejor las cargas financieras de la Alianza, un punto en el que Trump ha insistido especialmente.

En su declaración, reafirmaron su "inquebrantable compromiso con todos los aspectos" de la promesa que hicieron en la cumbre de Gales (Reino Unido) de 2014 y celebraron los progresos realizados desde esa fecha. "Estamos comprometidos a mejorar el equilibrio de reparto de los costes y responsabilidades correspondientes a ser miembro de la Alianza", indicaron.

El secretario general aliado recordó que el reparto de la carga no sólo se refiere al "dinero" que deben invertir los países, sino también a las "contribuciones" y las "capacidades". "Por supuesto, el dinero tiene que usarse bien, como en capacidades europeas o en misiones, como la de Irak", reconoció.

Además, los líderes acordaron actualizar la estructura de mando de la OTAN con 1.200 nuevos puestos y un cuartel para el Atlántico en Estados Unidos y otro de apoyo logístico en Alemania.

La apuesta por Irak

Justo esa alusión hecha a la inversión en Irak tenía hoy una importancia especial, pues la OTAN ha decidido lanzar una nueva misión de formación y asesoramiento en Irak destinada a entrenar a los instructores del Ejército y las fuerzas de seguridad, complementaria del trabajo de la coalición internacional que combate al grupo terrorista Estado Islámico (EI), liderada por Estados Unidos."La prevención es mejor que la intervención. Para prevenir la actuación del Daesh hay que reforzar la formación", remarcó Stoltenberg.

Se trata de una misión de formación, no de combate, centrada en entrenar "a formadores que luego puedan formar tropas iraquíes" y "construir fuerzas para que Daesh (acrónimo en árabe de EI o ISIS) no pueda nunca reconstituirse", explicó el político noruego.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

EFE
Vista del salón plenario, en Bruselas.

La misión, que los aliados preparan desde hace meses, ha recibido hoy su luz verde definitiva por parte de los líderes, que la han respaldado en una declaración conjunta.

En la misma, los líderes precisan que esta misión busca "apoyar al Gobierno de Irak con apoyo adicional en sus esfuerzos para estabilizar el país y luchar contra el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones". Australia, Finlandia, y Suecia se han comprometido a ser "socios operacionales" en esta misión, que estará liderada por Canadá.

El primer ministro del país, Justin Trudeau, se ofreció hoy a asumir durante un año el mando de esta misión, a la que contribuirá, además, con 250 soldados.

La oferta de España

Por su parte, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha ofrecido a la OTAN que España pueda hacerse cargo de la misión de adiestramiento y capacitación de tropas de Túnez para reforzar la seguridad en su flanco sur.

Además, Sánchez mostró la disposición de España a liderar, si fuera necesaria, la evacuación de la misión de la ONU en Libia desde el cuartel estratégico de Rota y mediante la utilización de sus capacidades anfibias.

Respecto al entrenamiento de tropas de Túnez, el Gobierno de este país ya solicitó ayuda a la OTAN para ese cometido y era uno de los asuntos que tenían en su agenda los jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza para su reunión en Bruselas. Sánchez expresó su satisfacción por el hecho de que la OTAN haya asumido que sus nuevas amenazas llegan por el flanco sur, como el que está ligado al terrorismo yihadista, y que se deba actuar en consecuencia. En ese contexto se enmarca el respaldo a Túnez, que el Gobierno español entiende que supone también un reforzamiento de las instituciones democráticas de este país.

El segundo ofrecimiento que trasladó Sánchez al resto de líderes de la OTAN lo planteó ante la hipótesis de que Naciones Unidas decida la evacuación de la misión que tiene desplegada en Libia. Si eso ocurriera y la OTAN lo estima oportuno, España está dispuesta a liderar ese proceso de evacuación del personal y material de la ONU. Para ello prevé que el cuartel estratégico de Rota, en Cádiz, sea la base para esa operación, así como la utilización de los elementos anfibios con que cuentan las Fuerzas Armadas.

Sánchez se estrena en la OTAN

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Una cita clave que depende del temperamento del presidente

- Nueva escalada de tensión entre Trump y Merkel en plena cumbre de la OTAN

- Sánchez entiende que el presidente estadounidense quiera más gasto en defensa pero pide ser "justos"

- El Gobierno autorizará 5.000 millones de gasto en armamento antes de que termine el año por "urgencia" y creación de empleo

NOTICIA PATROCINADA