POLÍTICA
02/11/2018 21:49 CET | Actualizado 02/11/2018 22:45 CET

Miles de personas se concentran ante la cárcel de Lledoners contra las acusaciones de la Fiscalía a los líderes independentistas

Los manifestantes han pedido "abrir las cárceles", dado que los centros penitenciarios están controladas por la Generalitat.

Miles de persones se han concentrado este viernes en unos terrenos próximos al centro penitenciario de Lledoners (Barcelona) para apoyar a los presos soberanistas en el día que se han presentado los escritos de la Fiscalía y la Abogacía General del Estado, que piden penas de hasta 25 años de cárcel.

Lo han hecho convocados por las Assembles de Defensa de les Institucions Catalanes (Adic) con el lema "Seguiremos determinados, venceremos" y con presencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y de varios familiares de los presos.

Los gritos de los asistentes se han resumido en tres mensajes: a favor de "abrir las cárceles" para liberar a los presos aprovechando que están en centros gestionados por la Generalitat, a favor de convocar una huelga general, y para reclamar unidad entre los partidos independentistas.

El representante de las Adic Enric Tudó ha llamado a no pedir la absolución de los procesados en el juicio, sino la anulación de la causa, pero ha avisado de que 'esto quiere decir estar dispuestos a la desobediencia', y ha reclamado abrir las cárceles.

Torra ha intervenido tras reunirse con los presos y ha aprovechado este acto para oficializar la retirada definitiva de su apoyo al Gobierno de Pedro Sánchez: 'Presidente Sánchez, el pueblo de Cataluña le retiramos el apoyo. Le decimos que no votaremos los Presupuestos'.

Ha argumentado que los escritos de la Fiscalía y la Abogacía son la evidencia de que Sánchez no quiere hacer ningún gesto al independentismo, por lo que ha dicho que la Generalitat, pese a que no abandonará nunca la bandera del diálogo, 'no votará nunca estos presupuestos'.

Puigdemont: "Pasar a la acción"

A través de una carta leída por su hermana, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha mostrado su solidaridad con los presos y ha avisado: "Ha llegado la hora de pasar de la indignación a la acción", aunque no ha precisado que suponía exactamente esto.

En un mensaje publicado en Twitter, Puigdemont ha asegurado que el escrito de la Fiscalía es "el resumen de una vergüenza en Europa".

Durante el acto han hablado los presos a través también de cartas que han leído sus familiares, y el líder de ERC, Oriol Junqueras, ha sostenido que el juicio sobre el proceso independentista será un castigo a los líderes soberanistas, pero ha avisado de que 'la cárcel será su peor decisión'.

Señales desde dentro de la cárcel

Durante el acto han llegado señales desde dentro de la cárcel: en primer lugar, se han visto brazos agitando toallas para saludar a las personas que, desde los terrenos próximos al centre penitenciario, gritaban "Libertad" y "Os vamos a sacar".

En segundo lugar, desde la megafonía del acto y con todo el público en estricto silencio, se ha dado las buenas noches uno por uno a todos los presos y uno de ellos, Oriol Junqueras, ha contestado con un lejano pero nítido "Bona nit" desde dentro los muros de la prisión.

Durante el acto también han intervenido el líder de los Mossos per la Independència, Albert Donaire, que ha expresado su apoyo por el exconseller de Interior Quim Forn: 'Seguimos a su lado y lo reconocemos como el conseller legítimo del Departamento de Interior'.

Santi Vila, "traidor"

Uno de los oradores ha leído una a una las penas que se piden para todos los dirigentes soberanistas encausados, mientras los asistentes gritaban a favor de la libertad y la independencia, y también silbaban en contra de la Fiscalía.

Todos los dirigentes soberanistas han recibido el apoyo de los asistentes menos el exconseller Santi Vila --quien dimitió del Govern un día antes de que el Parlament proclamara la República-, quien ha recibido gritos de botifler'-'traidor'- cuando se ha escuchado su nombre por megafonía.

SOMOS LO QUE HACEMOS