Argelia suspende "de inmediato" el tratado de amistad con España por su "injustificable" postura sobre el Sáhara

Y los bancos argelinos congelan las operaciones de comercio exterior con España.
|
Manifestación saharaui.
Manifestación saharaui.
Pacific Press via Getty Images

Argelia ha suspendido de “inmediato” el Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación con España, firmado el 8 de octubre de 2002, por su “injustificable” posición sobre el Sáhara. Así lo ha confirmado el propio presidente del país, Abdelmadjid Tebboune, que lo ha considerado como una represalia después de que el Gobierno español apoyara el plan de autonomía de Marruecos sobre la región occidental.

Las autoridades argelinas recriminan a las españolas la campaña emprendida para tratar de argumentar un giro político que, según han esgrimido, suponen una “violación de las obligaciones jurídica, moral y política” de la que sigue siendo “potencia administradora” del Sáhara Occidental.

“Las autoridades españolas han emprendido una campaña para justificar la posición que han adoptado sobre el Sáhara Occidental, una violación de sus obligaciones legales, morales y políticas como poder administrador del territorio que pesan sobre el Reino de España”, ha declarado la misma fuente.

En este sentido, Argel afea el respaldo del Ejecutivo de Pedro Sánchez a una “fórmula ilegal e ilegítima” como es la autonomía planteada desde Rabat, que plantea una política colonial de “hechos consumados” mediante “argumentos falaces”, según el comunicado recogido por la agencia de noticias oficial APS.

“El actual Gobierno español ha dado todo su apoyo a la forma ilegal e ilegítima de autonomía interna preconizada por la potencia ocupante, y ha trabajado para promover un hecho colonial consumado utilizando argumentos espurios”, han señalado a EFE fuentes del gobierno.

Tras el comunicado de la presidencia argelina, la Asociación de Bancos y Establecimientos Financieros (ABEF) de Argelia ha ordenado la congelación de las domiciliaciones bancarias relacionadas con las operaciones de comercio exterior de productos y servicios desde y hacia España.

“Tras la suspensión del tratado de amistad, buena vecindad y cooperación con el Reino de España, se solicita la congelación de la domiciliación bancaria de las operaciones de comercio exterior de productos y servicios, desde y hacia España a partir del jueves 6 de junio”, señala la ABEF en un comunicado al que ha tenido acceso RTVE.es.

Por su parte, Exteriores ha lamentado el anuncio de Argelia y reitera su “plena disponibilidad para seguir manteniendo y desarrollando las especiales relaciones de cooperación entre los dos países. En el mismo comunicado, la diplomacia española también ha asegurado que continua considerando a Argelia como un “país vecino y amigo”.

Abdelmadjid Tebboune.
Abdelmadjid Tebboune.
Antonio Masiello via Getty Images

¿Qué es el Tratado de Amistad?

El acuerdo quedó suscrito hace dos décadas, en 2002, y hasta ahora regía el desarrollo de las relaciones entre los dos países. Con él, los países se comprometían a una serie de principios generales como el respeto a la legalidad internacional, la igualdad soberana y la no intervención en asuntos internos.

Además, también incluía apartados en cooperación económica, de desarrollo y en el ámbito de defensa como la cooperación entre sus Fuerzas Armadas.

Por España, el texto lo firmó el expresidente José María Aznar y por la parte argelina, su homólogo en ese momento, Abdelaziz Bouteflika.

Con esta acción, Argelia da un paso más en sus críticas que ya le llevaron el pasado marzo a llamar a consultas al embajador en Madrid.

Sánchez justifica el giro

La noticia llega justo unas horas después de que Pedro Sánchez compareciera en el Congreso donde se ha pronunciado sobre el tema y ha asegurado que “España no se ha desentendido de la causa saharaui”.

Incluso, desde la tribuna, Sánchez ha defendido la nueva etapa de relaciones con Marruecos y la soberanía española sobre Ceuta y Melilla, donde ya han reabierto sus fronteras después de más de dos años cerradas.

A las críticas de la oposición, se han sumado también las de sus socios del Gobierno y los partidos que le apoyaron durante la investidura, quienes le han acusado de abandonar a su suerte al pueblo saharaui.

En estos más de dos meses transcurridos, el Gobierno se ha afanado en subrayar que Argelia es un “socio sólido y fiable” y en poner de relieve que siempre ha cumplido sus contratos internacionales en materia energética, cuestionando así que la crisis diplomática pueda tener un impacto en el suministro de gas a España.

El Frente Polisario entiende el movimiento

El delegado en España del Frente Polisario, Abdulah Arubi, ha justificado la ruptura por parte de Argelia del tratado de amistad suscrito hace dos décadas con España ya que considera que, casi tres meses después del “giro radical” sobre el Sáhara Occidental, sigue sin haber “explicaciones” por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Arubi ha recordado que Argel ya llamó a consultas a su embajador en un intento por buscar respuestas “convincentes” a la carta que Sánchez remitió al rey de Marruecos, Mohamed VI, y en la que avalaba el plan de autonomía de Rabat para el Sáhara Occidental.

“Creo que nadie ve a cambio de qué”, ha advertido en una entrevista a Europa Press, dando por hecho que el cambio político oficializado en marzo responde en realidad a una campaña de “presión permanente” orquestada por Marruecos.

El Sáhara, en el Congreso

El Sáhara, en el Congreso