¿Es seguro usar bolsas reutilizables durante la pandemia?

Algunos supermercados y gobiernos están prohibiendo las bolsas reutilizables como medida de prevención.

Desde hace tiempo mucha gente se ha acostumbrado a ir al supermercado con sus propias bolsas reutilizables para proteger el medioambiente y evitar el despilfarro de bolsas de plástico. No obstante, en estos momentos, ir y venir con tus propias bolsas de casa quizás no es la mejor opción si quieres evitar la propagación del coronavirus.

“En circunstancias normales, las bolsas reutilizables pueden ser poco higiénicas porque mucha gente no las lava con agua y jabón después de cada uso”, explica Lisa Sedlar, directora y fundadora del supermercado ecológico Green Zebra, donde han prohibido el uso de bolsas reutilizables estos días. “Durante estos tiempos sin precedentes, es cuestión de vida o muerte proteger la salud de todo el mundo, así que no ha sido una decisión difícil”, señala.

Sedlar no es la única. En Estados Unidos, se han prohibido temporalmente las bolsas reutilizables en Massachusetts, Illinois y Maine para proteger a los clientes y a los empleados de los supermercados.

Marion Nestle, profesora de ciencias de los alimentos, nutrición y salud pública en la Universidad de Nueva York, corrobora que esa medida tiene sentido: “El mayor riesgo para contraer el virus es permanecer muy cerca [menos de metro y medio] de una persona portadora del coronavirus. El segundo medio de transmisión es por contacto con una superficie que un portador haya tocado recientemente. En esta situación, el riesgo teórico fluye en ambos sentidos. El supermercado corre el riesgo de que tu bolsa esté contaminada y tú corres el riesgo de que te toque la bolsa un portador del virus y te lo lleves a casa. Gastar en bolsas de un solo uso es un pequeño precio a cambio de tener la mente en paz”.

Pese a esto, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) todavía no tienen unos consejos de actuación oficial y el Gobierno no ha prohibido nada, de modo que todavía depende de los supermercados decidir si adoptan o no esas medidas. En muchos de los supermercados en los que los propios cajeros guardan la compra en las bolsas, ya están dejando de hacerlo. “Si tocamos una bolsa contaminada y luego tocamos la de otra persona, estamos creando más oportunidades para que se propague el virus”, comenta Cailin Carlile, que trabaja de cajera.

No le falta razón. Los estudios demuestran que más del 50% de las bolsas reutilizables contienen grandes cantidades de bacterias, incluso E. Coli y materia fecal. El experto en seguridad alimentaria Jeff Nelken sostiene que para que las bolsas reutilizables sean seguras hay que limpiarlas después de cada uso, sobre todo durante la pandemia. Por suerte, es fácil.

Si tienes toallitas desinfectantes a mano, Nelken recomienda limpiar bien con ellas tus bolsas siguiendo las instrucciones del fabricante. Si no tienes toallitas, haz una mezcla de 4 cucharaditas de lejía (pura) por cada litro de agua, pulveriza la mezcla en la bolsa y luego límpiala con un paño. También puede ser con lejía perfumada, pero la mezcla no será tan efectiva (y el etiquetado quizás lo desaconseje para la desinfección de superficies que vayan a estar en contacto con comida). Lo que sobre lo puedes guardar para limpiar otras superficies de la casa, pero es mejor utilizar una mezcla recién hecha, añade Nelken. Es una mezcla válida para bolsas de plástico y de tela, aunque si son de tela pueden perder color.

Si no dispones de lejía, el agua oxigenada es otra solución. “Según los CDC, el agua oxigenada es un desinfectante estable y efectivo contra muchos microorganismos, incluidas las bacterias y los virus si se usa en suerficies duras no porosas. Se suele vender en disoluciones al 3% y se puede usar directamente del bote. Es preferible no usarla en tejidos y conviene llevar guantes al manejarla para proteger las manos”, expone Nelken.

Si prefieres meter las bolsas de tela en la lavadora, revisa bien las instrucciones del fabricante. Los CDC recomiendan lavar y secar la ropa a la máxima temperatura que recomiende el fabricante y Nelken aconseja añadir unos 100 mililitros de lejía al detergente para mayor seguridad.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena