POLÍTICA
01/05/2020 18:07 CEST | Actualizado 01/05/2020 19:39 CEST

Ayuso cierra el hospital de Ifema entre críticas de la oposición y sin representación del Gobierno central

Desde la Delegación del Gobierno aseguran que no se les había invitado pese a que el Ejército fue quien levantó el hospital.

EL HUFFPOST
Cierre de Ifema

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, se ha dado un baño de masas este viernes durante el último día del hospital de campaña de Ifema, donde han sido atendidos casi 4.000 pacientes con coronavirus en los últimos 40 días. 

Un símbolo de la lucha contra la pandemia que se ha cerrado en un acto que, para muchos, se ha convertido en una campaña política en favor de la presidenta madrileña. 

Congas y selfies con los sanitarios, fotos en puestos de bocadillos y mucha gente aglomerada en pocos metros en una imagen muy alejada de la que recomiendan las autoridades sanitarias para luchar contra los contagios. 

El momento quizá más surrealista se ha dado cuando decenas de sanitarios coreaban con palmas y a gritos ”¿dónde están los test?” o “sanidad pública”, y Ayuso, ajena a las críticas subyacentes, se ha colocado entre ellos a aplaudir, sonriente, e incluso a hacerse ‘selfies’ con algunos.

A Ayuso la han acompañado en su acto, entre muchas otras personas, el alcalde, José Luis Martínez, Almeida; la vicealcaldesa, Begoña Villacís; el vicepresidente regional, Ignacio Aguado; el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero; y portavoces de los grupos de la oposición en la Asamblea como Ángel Gabilondo (PSOE), Rocío Monasterio (Vox) o Pablo Gómez Perpinyà (Más Madrid).

Pero no había nadie del Gobierno central, pese a que fue la Unidad Militar de Emergencias ya que ayudó sobremanera en montar y poner en marcha el hospital de Ifema. Fuentes de la Delegación del Gobierno han indicado a Europa Press y a la Agencia EFE que no recibieron la invitación del Ejecutivo autonómico a esta cita. Margarita Robles, ministra de Defensa, se ha excusado porque entendía que era un “acto interno de la Comunidad”.

Críticas de la oposición

Desde la oposición han criticado este ambiente festivo y la falta de medidas de seguridad con comentarios muy duros contra la presidenta madrileña. 

El portavoz en funciones de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Jacinto Morano, asegura que el acto le ha dado “mucha vergüenza”.

En un hilo en Twitter, Morano ha señalado que no recuerdo “haber sentido tanta vergüenza nunca en un acto de propaganda mientras se planea despedir a miles de profesionales”. “Creíamos que era importante estar para reconocer el trabajo de los sanitarios, pero nos hemos encontrado una aglomeración de personas sin cumplir las mínimas condiciones y una foto de familia del Gobierno que no respetaba las distancias de seguridad”, ha escrito.

El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, no entiende “el sentido que ha tenido que el acto haya sido tan multitudinario”, mientras que el de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, ha calificado el acto de “propaganda de la peor calaña, a la altura de Donald Trump”.

“En las últimas semanas los profesionales han dado el 150% y si le estamos comiendo terreno al virus es por la tarea heroica de todos los profesionales de Ifema y de otros hospitales a los que la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, no ha querido acercarse para hacerse la fotografía. Ese colectivo hoy merecen nuestro homenaje”, ha dicho el diputado errejonista, que no ha querido acudir a las palabras de la presidenta y el resto de su comitiva.

También ha habido críticas desde los sindicatos. El secretario de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, ha calificado como “incongruente y una falta de respeto” a todos los trabajadores de la Sanidad madrileña que se haya homenajeado este viernes a los sanitarios del hospital temporal de Ifema cuando el Gobierno regional “no va a renovar a miles de trabajadores”.

Hasta Vox ha criticado el acto: "Quizás hemos dado un mensaje equivocado"

El líder sindical madrileño ha afirmado además que el acto de apagado del hospital de Ifema de este mediodía ha sido una “performance”, una valoración similar a la realizad por los partidos de izquierdas.

Hasta los socios de Ayuso en la Comunidad, la ultraderecha de Vox, ha criticado el acto. Su portavoz en la Asamblea, Rocío Monasterio, ha asegurado que ha lanzado una “imagen equivocada” y un “falso optimismo” porque la crisis sanitaria va a durar meses y “muchos españoles” están “muriendo” en las residencias.

Monasterio cree que quizás durante el acto los asistentes han estado “muy cercanos los unos a los otros”. “Quizás hemos dado un mensaje equivocado, tenemos que guardar la distancia porque sigue habiendo contagios y quizás los políticos tenemos que ser ejemplares y todo lo que no sea esa imagen es un mensaje equivocado que puede dar lugar una falsa seguridad y un falso optimismo”, ha añadido.

Aguado defiende a Ayuso

El vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, ha salido en defensa del Gobierno regional y ha rechazado las críticas. 

En una entrevista con Onda Cero, Aguado ha negado que se haya tratado de una “falta de respeto” sino que ha sido un “reconocimiento explícito” a la labor de los miles de profesionales que han atendido a los pacientes que han pasado por el recinto ferial.

“Es un día triste para muchos porque no hemos podido seguramente salvar más vidas pero alegre porque el hospital deja de tener tanta demanda y ahora se apaga el Ifema sanitario y se vuelve a encender el Ifema económico”, ha señalado Aguado.

Photo gallery Cierra el hospital de campaña de IFEMA See Gallery
Photo gallery Cosas que no sabías de Díaz Ayuso See Gallery

NUEVOS TIEMPOS