INTERNACIONAL
23/06/2021 09:59 CEST

EEUU contradice a Fujimori y ve las elecciones de Perú "justas" y "un modelo de democracia"

Los organismos internacionales no ven ningún indicio de “irregularidades”, y Human Rights Watch se pregunta “hasta cuándo va a seguir Keiko jugando a ser Trump”.

Gerardo Marin/Anadolu Agency via Getty Images
Keiko Fujimori sale del Ministerio Público tras someterse a la petición de la Fiscalía, que solicitaba para ella prisión preventiva por lavado de activos. En Lima, el 21 de junio de 2021.

Estados Unidos ha felicitado este martes a Perú por la celebración de las recientes elecciones presidenciales, que ha considerado “libres y justas”, así como un “modelo de democracia” en América Latina, mientras en el país andino la candidata de Fuerza Popular, la conservadora Keiko Fujimori, continúa con sus denuncias de fraude.

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, ha reconocido al pueblo peruano por la segunda vuelta de los comicios en los que el candidato de Perú Libre, el izquierdista Pedro Castillo, se ha impuesto a Fujimori, si bien aún no se ha oficializado un vencedor a falta de la revisión de peticiones de nulidad por parte de esta.

“Felicitamos a las autoridades peruanas por administrar de manera segura otra ronda de elecciones libres, justas, accesibles y pacíficas, incluso en medio de los importantes desafíos de la pandemia de COVID-19”, ha apuntado Price.

“Un modelo de democracia en la región”

Asimismo, ha destacado que estas elecciones “son un modelo de democracia en la región” y ha expresado su apoyo a “dar tiempo a las autoridades electorales para procesar y publicar los resultados de acuerdo con la ley peruana”.

“Nuestras dos naciones comparten una profunda amistad arraigada en los mismos valores fundamentales. La cooperación entre Estados Unidos y Perú a lo largo de los años ha mejorado la salud pública, los medios de vida, la seguridad y las protecciones ambientales en todo el país”, ha aseverado el portavoz.

Así, ha subrayado que Estados Unidos espera continuar esta “importante alianza” con el candidato “debidamente elegido por el pueblo peruano, tal como lo confirmaron las autoridades electorales peruanas”, ha incidido.

Perú está a la espera de conocer su próximo presidente, después de la disputada segunda vuelta del pasado 6 de junio, que dejó a al izquierdista Castillo, con el 50,12% de los votos, por delante de la opción ultra conservadora que representa Fujimori, quien con el 49,87% de las papeletas ha pedido nulidades de actas.

Actualmente, estas están bajo revisión en el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), mientras la aspirante de Fuerza Popular ha iniciado una campaña judicial para intentar revertir la situación.

“¿Hasta cuándo va a seguir Keiko jugando a ser Trump?”

La jornada electoral fue supervisada por varios organismos nacionales e internacionales, con misiones diplomáticas de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) o la Unión Europea (UE), entre otros, quienes han descartado irregularidades.

Momentos después de que Estados Unidos emitiera su comunicado felicitando a Perú, el director de la ONG Human Rights Watch (HRW) para las Américas, José Miguel Vivanco, se ha hecho eco de ello en Twitter, y ha cuestionado “hasta cuándo” la candidata conservadora Keiko Fujimori seguirá “jugando” a ser el expresidente estadounidense Donald Trump.

También la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que ha monitoreado “de cerca” la situación en el país en el contexto electoral, ha aseverado que los Jurados Electorales Especiales (JEE) no han detectado ningún indicio de “irregularidades”.

“Mensajes denigrantes y estigmatizantes que alientan la discriminación”

Lo que más preocupa ahora a la CIDH es, por un lado, la difusión de “mensajes denigrantes y estigmatizantes” en redes sociales que “alientan la discriminación” principalmente contra “personas indígenas y habitantes de zonas rurales del país”; por otro, el “hostigamiento” que están sufriendo las autoridades electorales desde que se celebró la segunda vuelta electoral el 6 de junio.

En concreto, la CIDH ha manifestado su preocupación ante las denuncias de intimidaciones o acoso contra el presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Jorge Salas, y el jefe de la ONPE, Piero Corvetto, que han sufrido manifestaciones a las puertas de sus domicilios.

La oficina también ha registrado diversas denuncias de periodistas que habrían sido “presionados en sus puestos de trabajo en relación con la línea informativa de la cobertura de las elecciones”, lo que en algunos casos habría resultado en “renuncias forzadas”. Por ello, la CIDH ha instado al Estado a “brindar las más amplias garantías para que periodistas y medios de comunicación desempeñen su labor, que resulta crucial en contextos electorales”.

La comisión ha reiterado que el Gobierno debe “garantizar la igualdad y no discriminación respecto de grupos en situación de vulnerabilidad en contextos electorales”, así como “prevenir, investigar y sancionar la discriminación, la violencia y actos de acoso o intimidación que puedan reportarse en el contexto electoral”.

También, ha urgido a “garantizar la vida e integridad personal de quienes participan en la vida pública del país, así como la independencia en el ejercicio de las funciones de las personas titulares de cargos dentro del sistema electoral y judicial”.

NUEVOS TIEMPOS