El archipiélago Svalbard: la nueva amenaza de Rusia que tiene en alerta a Noruega

En medio de la cumbre de la OTAN, Moscú levanta la voz y advierte a Oslo de tomar "medidas de respuesta apropiadas" si no solucionan el conflicto.
Monumento a Lenin en el archipiélago.
Monumento a Lenin en el archipiélago.
JONATHAN NACKSTRAND via Getty Images

En medio del océano Glacial Ártico se ubica el archipiélago Savalbard: un territorio peculiar que lucha contra el cambio climático y confronta a Rusia y Noruega.

El grupo de islas, supone el punto más septentrional de la geografía noruega y solamente tiene tres islas habitadas: Spitsbergen, isla de Oslo y Hopen. No cuenta con mucha población (cerca de 2.000 personas), y tiene la peculiaridad de que casi la mitad son rusos. Incluso en algún momento de la historia reciente, la población rusa llegó a superar a la noruega.

Y esto se debe a un tratado internacional de 1920 en el que la diplomacia internacional reconoció la soberanía a Noruego pero, que a la vez, ciudadanos de otros países tenían derecho a explotar sus recursos. Esto provocó que EEUU, Reino Unido, Alemania, Suecia o Países Bajos pasaran por la zona. Sin embargo, la presencia de Rusia se convirtió en permanente y fueron creciendo asentamientos.

Hasta el punto en que Moscú ubicó un consulado en el asentamiento de Barentsburg. Noruega extendió unilateralmente en 1977 su soberanía a la zona de 200 millas en torno a Svalbard, aunque Moscú sólo reconoce la soberanía noruega sobre doce millas.

La polémica

Los años de cordialidad en la zona parece que han concluido. Por ello, el Gobierno de Rusia ha convocado este miércoles a la encargada de negocios de Noruega en Moscú, Solveig Rossebo, para protestar por la “inaceptable situación” derivada del “bloqueo a la entrega de bienes” a Svalbard por parte de las autoridades noruegas.

Según denuncia el Ministerio de Exteriores ruso a través de un comunicado publicado en su página web, Oslo introdujo en abril “restricciones” al transporte ruso en la frontera común, bloqueando el paso de “bienes críticos” para el funcionamiento del consulado ruso en Svalbard.

Así, ha manifestado que “se ha bloqueado el paso de comida, equipamiento médico, material de construcción y partes sueltas de vehículos” y ha reclamado a las autoridades noruegas que “resuelvan el asunto cuanto antes”. En este sentido, ha dicho que las acciones “hostiles” llevarán “inevitablemente” a medidas de respuesta “apropiadas”.

Serguei Lavrov.
Serguei Lavrov.
Anadolu Agency via Getty Images

En la misma línea, el vicepresidente del Senado ruso, Konstantín Kosachov, acusó hoy a Noruega de infringir el Acuerdo de París (1920), que reconoce la soberanía noruega sobre las Svalbard, pero también el derecho de los firmantes, entre ellos Rusia, a explotar sus recursos.

La duda por el quinto paquete de sanciones

A finales de abril el Gobierno de Noruega anunció que prohibiría a partir del 7 de mayo el transporte por carretera a operadores rusos y cerrará sus puertos a los barcos con bandera de ese país en el marco del quinto paquete de sanciones de la Unión Europea (UE), de la que no forma parte, aunque sí del Espacio Económico Europeo.

No obstante, Svalbard quedaba fuera de las sanciones debido precisamente al Tratado de París, que también suscribieron EEUU, Reino Unido, Francia o Dinamarca, entre otros.

Jens Stoltenberg, Joe Biden y Pedro Sánchez.

Los líderes de la OTAN llegan a la Cumbre de Madrid