INTERNACIONAL
25/03/2021 20:15 CET | Actualizado 25/03/2021 21:08 CET

Francia desaconseja viajar a España por ocio

A raíz de las imágenes de turistas bebiendo y de fiesta en Madrid y otras ciudades.

Francia ha pedido no viajar a España por ocio después de las imágenes de numerosos turistas en las calles de Madrid y otras ciudades en busca de fiesta.

Lo ha hecho la embajada gala en España con un mensaje en su cuenta de Twitter. “Si tienen que venir, los viajeros siempre deben cumplir las normas. Nuestro objetivo siempre ha sido luchar, con el gobierno español y las comunidades autónomas, contra la pandemia”, recoge el perfil oficial.

Acompaña a la publicación un vídeo del encargado de negocios de la embajada francesa Gautier Lekens. “Se lo recomendamos, pero no se lo podemos prohibir”. El diplomático ha pedido respetar las leyes en suelo español pero también ha rechazado lo que denomina “intento de estigmatizar a los franceses con estas imágenes”.

Lekens ha pedido tranquilidad dado que los franceses que acuden a España lo hacen con una prueba PCR negativa y ha reiterado el compromiso de Francia para trabajar conjuntamente con España.

La reacción de la diplomacia francesa llega ante la ola de protestas por la actitud de numerosos viajeros, bebidos y disfrutando de la noche madrileña en plena pandemia. A pesar de las imágenes, Ayuso ha defendido que venían por motivos culturales: “Decir que Madrid solo es atractiva por las borracheras es atacar más a la imagen de Madrid que a mí misma. Todo aquel que viene a visitarnos viene a visitar museos, a visitar también comercios y a visitar, a veces, los bares”.

Situación “extremadamente preocupante” en Francia

El Gobierno galo ha alertado de que su situación hospitalaria es “extremadamente preocupante”, en palabras del primer ministro Jean Castex, con un importante porcentaje de pacientes jóvenes en estado grave o crítico. La estadística nacional recoge que en Francia se han disparado los ingresos de contagiados entre los 15 y los 44 años

Hace una semana, las autoridades decidieron confinar durante otro mes a 23 millones de sus habitantes, pertenecientes a la región de París y otros 15 departamentos. Junto a la limitación de reuniones, se prorrogó el cierre de bares, restaurantes y locales de ocio, igual que teatros, museos y cines, desde finales de octubre pasado, así como los comercios no esenciales en esas 16 zonas.

NUEVOS TIEMPOS