Por fin, fumata blanca: habemus las medidas de ahorro energético de Feijóo

Algunas ya han sido puestas en marcha por el Gobierno, el Partido Popular tiende la mano al Ejecutivo para dialogar las otras, que incluyen descuentos para particulares y pymes.
|
El líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo durante un desayuno informativo el pasado 5 de septiembre.
El líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo durante un desayuno informativo el pasado 5 de septiembre.
Europa Press News via Getty Images

Se tenía que mojar y se mojó, aunque con casi una semana de retraso. El Partido Popular ha presentado al fin sus propuestas para ahorrar energía. En un contexto en el que no hay tiempo que perder, con el chantaje de Vladimir Putin y sus cierres de gas y la guerra en Ucrania en pleno giro de guion con la contraofensiva de Kiev, el Partido Popular también se lanza al ataque. Aunque parte con ventaja porque algunas de las batallas las tenía ganadas de antemano.

Y es que algunas propuestas que trae el partido con respecto a los abonos de transporte, cuyos costes propone ahora reducir, ya fueron aprobadas por el Gobierno y está en vigor desde este 1 de septiembre. Lo mismo ocurre con la propuesta del principal partido de la oposición sobre impulsar el MidCat para conectar los gasoductos españoles y franceses, según avanza la Cadena Ser.

En otra línea más pegada a la novedad, el PP propone descuentos en las facturas de luz y gas de particulares y pymes que consigan unos determinados niveles de ahorro que podrían suponer un importe conjunto de hasta 2.900 millones de euros, según sus cálculos.

La hoja de ruta popular tiene nombre: “Plan de rescate energético para familias y empresas”. Además de los descuentos, propone medidas otras medidas, como la prolongación de la vida de las centrales nucleares o la reducción de los impuestos energéticos de ocho a uno.

La idea del PP es incentivar el ahorro de los consumidores en lugar de imponer medidas obligatorias, por lo que propone unas bonificaciones en las facturas de luz y gas entre noviembre y marzo.

Inicialmente serían financiadas por las comercializadoras y luego se haría un ajuste, para lo cual se podrían utilizar diversas vías, entre ellas los recursos extraordinarios recaudados por los elevados costes de la energía.

Las bonificaciones en las facturas tendrían tres tramos, según han detallado fuentes del PP a la agencia EFE: En el caso de conseguir un ahorro respecto al mismo mes de 2021 del 3% al 7% en el consumo, el descuento sería del 5% en el recibo de la luz y del 10% en el del gas.

Si la reducción es de entre el 7% y el 15% del consumo, la reducción sería del 10% en la electricidad y del 20% en el gas; y si supera el 15%, los descuentos serían del 20% y del 40%, respectivamente.

El descuento es mayor en el gas porque el PP considera que es precisamente donde es necesario conseguir más ahorro. En esa línea, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el pasado martes en el Senado una bajada del IVA de ese combustible.

Estos descuentos que proponen los de Feijóo serían de aplicación para particulares y pymes, pues para las grandes empresas habría medidas específicas y podrían suponer un coste de hasta 2.900 millones de euros si el ahorro medio conjunto en la factura de los consumidores se sitúa entre un 7% y un 15%. Entre las medidas presentadas este lunes se incluye también la prolongación de la vida de las centrales nucleares.

En rueda de prensa, el vicesecretario de Economía del PP, Juan Bravo, ha defendido que la medida reportaría muchos beneficios, porque la reducción de consumo eléctrico reduciría el precio de la luz, con lo que se atacaría la inflación. Bravo se ha mostrado en dicha rueda de prensa dispuesto a “dialogar” con el Gobierno para alcanzar los consensos que sean necesarios sobre las propuestas.

Los beneficios extraordinarios no se tocan

El PP se opone a los impuestos a los beneficios extraordinarios a la banca y a las compañías energéticas, cuya toma en consideración se debate este martes en el Congreso de los Diputados, aunque será el grupo parlamentario en la Cámara el que anuncie si su posición será en contra o una abstención.

Así lo han expresado este lunes fuentes del PP, que consideran que no tiene sentido debatir una medida así cuando en Europa se está negociando si se van a topar o no las energías inframarginales o el gas a nivel comunitario o si se va a establecer algún tipo de impuesto.

En cuanto al impuesto a la banca, el principal partido de la oposición explica que se opone a cualquier tasa que finalmente se acabe repercutiendo en los ciudadanos, y “todo apunta” a que éste sería el caso.

“No podemos estar a favor de un impuesto que grava a los españoles”, han apuntando las citadas fuentes del PP, que hoy ha presentado su “Plan de rescate energético para familias y empresas”, en el que se propone descuentos directos para particulares y pymes que reduzcan su consumo y simplificar la fiscalidad energética.

Ribera declara “decepción”

El documento ya está en Moncloa también, días después de lo que había prometido Feijóo. A través de una carta, el líder popular ha presentado a Pedro Sánchez sus propuestas y le insta a poder debatir las cuestiones e incluso negociarlas.

“Quedo a su disposición y la de su equipo para que podamos debatir sobre estas medidas, aclarar cualquier duda y, si fuese el caso, negociar su implantación”, ha concluido Feijóo la misiva.

Por su parte, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y Reto demográfico, Teresa Ribera, ha asegurado este lunes que el Gobierno estudiará las propuestas de ahorro energético del PP, con el objetivo de valorar su posible impacto y comprobar si con ellas “vuelven a pagar los de siempre”.

Sin embargo, en una entrevista en Cadena SER, Ribera ha sido clara y ha señalado, tras una primera lectura del documento que la “primera impresión es de decepción”.

Además la ministra ha cuestionado una serie de dudas que le surgen a la hora de ver algunas de las propuestas, aparte de que otras, asegura que ya están implementadas por el Gobierno.

“Yo creo que sobre estas ideas generales sobrevuela otra contradicción y es que, por un lado, hace propuestas cargadas de beneficios, no deja claro quién lo va a pagar y tienen el riesgo de ser medidas extremadamente cuantiosas y que no distribuyan las cargas de manera equitativa”, ha respondido en los micrófonos de Cadena SER.

Asimismo, ha calificado como un “paso adelante importante” que el PP presente su fórmula para reducir el consumo energético de cara al próximo invierno, como exige Bruselas a todos los socios europeos en un contexto marcado por la guerra en Europa y las sanciones a Moscú.

Sánchez-Feijóo: cara a cara en el Senado

Sánchez-Feijóo: cara a cara en el Senado