La UE acuerda imponer un tope al precio del petróleo ruso

La UE acuerda imponer un tope al precio del petróleo ruso

El techo serán 60 dólares, unos 57 euros al cambio.

Von der Leyen, en una imagen reciente
Von der Leyen, en una imagen recienteVALERIA MONGELLI via Getty Images

Acuerdo al límite. La Unión Europea ha llegado este viernes a un pacto para fijar un techo de 60 dólares, unos 57 euros al cambio, al precio del petróleo ruso.

La negociación, como adelanta Europa Press citando fuentes internas, se ha cerrado en un sprint diplomático a tres días de que entre en vigor el embargo a la compra de crudo ruso aprobada formalmente en octubre.

La medida sigue las líneas marcadas por el anterior acuerdo alcanzado en septiembre en el G7, que fijó otro tope del precio, de entre 65 y 70 dólares (de 61a 66 euros) al crudo ruso.

En el caso comunitario la medida está dirigida solamente al petróleo transportado por mar, unos dos tercios del total de las exportaciones de Moscú. El tope y el veto no afectarán al petróleo que llegue a Europa a través de oleoducto, después de la excepción lograda por Hungría y otros socios europeos sin salida al mar, aduciendo su gran dependencia del petróleo ruso.

Peleas internas y un mecanismo corrector

De nuevo, la cuestión ‘rusa’ ha evidenciado la discrepancias existente en el seno de los Veintisiete y la cintura de Bruselas para unificar posturas y vencer las reticencias de dos bloques. Por un lado, el de Polonia y los países bálticos, que reclamaban un tope más bajo, en torno a 30 dólares, y vinculaban esta medida a avanzar en la novena ronda de sanciones contra Rusia. Y por otro, el de países mediterráneos como Grecia, Chipre o Malta que rechazaban un precio máximo muy bajo, alegando su dependencia del sector del transporte marítimo.

Para compensar ambas posiciones, la UE ha logrado no solo el acuerdo en los 60 dólares como tope, sino un mecanismo corrector para lograr que ese tope se revise periódicamente y se sitúe al menos el 5% por debajo del precio de mercado.

Los Veintisiete negociaban a contrarreloj para tener un mecanismo en marcha el 5 de diciembre, fecha en la que entra en vigor el embargo de la UE a la compra de petróleo ruso. Ahora la medida se aprobará a través del procedimiento escrito simplificado con el que el Consejo adopta la medida sin necesidad de que se vuelvan a reunir los embajadores comunitarios.

Dudas con un potencial noveno paquete de sanciones

El telón de fondo en este caso es la aprobación del noveno paquete de sanciones, en un momento en el que la UE parece haber agotado el apetito de sanciones y sin nuevas medidas contra el sector energético ruso sobre la mesa. Las pretensiones de Varsovia y los socios bálticos choca igualmente con el proceso técnico de las sanciones europeas que deben estar debidamente justificadas y “muy afinadas”, apuntaba una fuente.

Así las cosas, el debate entró en su recta final con el plazo marcado del 5 de diciembre y para la que los Veintisiete deberían tener en marcha el mecanismo para fijar el precio máximo. Todas las fuentes consultadas confiaban en llegar a un acuerdo antes de día límite, al señalar que la nueva ronda de sanciones contra Moscú en represalia a su agresión militar a Ucrania está encaminada, independientemente de si finalmente ve la luz en paralelo a la medida sobre el petróleo.

Related