Lidl arrasa en Twitter con un ácido mensaje sobre una líder política: y no, no es montaje

Lidl arrasa en Twitter con un ácido mensaje sobre una líder política: y no, no es montaje

Supera los 120.000 'me gusta'.

El logotipo de Lidl, en uno de sus supermercados.
El logotipo de Lidl, en uno de sus supermercados.Matt Cardy / Getty Images

La cadena de supermercados Lild ha sorprendido (y arrasado) en su cuenta de Twitter de Reino Unido por el mensaje que ha publicado tras la dimisión de Liz Truss como primera ministra de ese país.

“Lechuga a 58p (peniques) – una buena compra. Liz Truss en el número 10: un adiós”, es el mensaje que ha publicado la compañía y que en menos de un día superaba ya los 17.000 retuits y los 124.000 ‘me gusta’.

El tuit tiene su miga porque la lechuga se ha convertido en todo un símbolo de lo poco que ha durado Liz Truss en su puesto. Y todo porque el tabloide Daily Star publicó hace unos días una emisión en directo en la que solo se veía una fotografía de la sucesora de Boris Johnson junto a la hortaliza bajo el título ”¿Sobrevivirá Liz Truss a esta lechuga?”.

Con el paso de los días, el directo acabó convirtiéndose en todo en show en el que colocaron a la lechuga una peluca y distintos adornos hasta que ese alimento ha acabado ganando el duelo.

La jugada le ha salido muy bien al periódico, dado que minutos después del anuncio de la primera ministra, había más de 23.000 personas siguiendo la conexión del Daily Star en directo, en la que han derrocado a Truss volteando su foto e incluso han puesto el himno God Save the Queen. Después la música tornó en Celebration y le sacaron una copa de champán a la verdura.

Mientras, el Comité 1922, el grupo encargado de solventar la sucesión de líder en el Partido Conservador, espera que “para el viernes, 28 de octubre”, se conozca ya el nombre de la persona que sustituirá a Liz Truss en la jefatura de Gobierno, dentro de un proceso que se anticipa breve.

El presidente del comité, Graham Brady, ha confirmado la fecha tras hablar con el principal responsable de la gestión del Partido Conservador, Jake Berry. Será así un cambio ágil, lejos por tanto de los dos meses que necesitaron los ‘tories’ para culminar la sucesión de Boris Johnson.

“Deberíamos tener un nuevo líder al mando antes de la declaración fiscal que tendrá lugar el 31 de octubre”, ha explicado Brady ante los medios, poco después de que Truss compareciese para confirmar que no podía culminar el mandato que recibió hace mes y medio de sus propios compañeros.

Berry, quien ha sugerido que “si hay solo un candidato, hay solo un candidato”, poniendo así sobre la mesa la posibilidad de un posible nombre en consenso, ha explicado más tarde que cualquiera que quiera postularse como aspirante deberá contar con el apoyo de al menos un centenar de diputados conservadores.