Lula da Silva: "Vamos a encontrar a quien financió los campamentos"

Lula da Silva: "Vamos a encontrar a quien financió los campamentos"

El presidente brasileño afirma frente a los gobernadores que los asaltantes reclamaban un golpe de Estado en Brasil.

Luiz Inacio Lula da Silva durante la reunión con los 27 gobernadores de Brasil
Luiz Inacio Lula da Silva durante la reunión con los 27 gobernadores de BrasilUeslei Marcelino via Reuters

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, ha afirmado frente a los gobernadores de los 27 estados del país que los manifestantes que asaltaron este domingo las instituciones brasileñas reclamaban un golpe de Estado y ha prometido que encontrarán a los responsables de la financiación de los campamentos bolsonaristas ya desmantelados en Brasilia.

“No es posible que un movimiento dure tanto como lo hizo frente a los cuarteles si no hay gente que lo financie. Vamos a investigar y vamos a averiguar quién lo financió”, ha sostenido Lula en referencia a los campamentos de cientos de simpatizantes del exdirigente del país Jair Bolsonaro frente a los cuarteles del Ejército.

Según el jefe de Estado, las más de 1.200 personas detenidas durante el asalto a los tres poderes el domingo y en los campamentos levantados este lunes “van a permanecer presas”, aunque admitió que “posiblemente son victimas” y “masas de maniobra de mandantes”.

“Fue muy difícil para nosotros conquistar la democracia en ese país. Necesitamos aprender a convivir democráticamente en la diversidad”, ha agregado Lula, según ha indicado a través de su perfil en la red social Twitter.

Asimismo, el presidente ha criticado la negación del proceso electoral en el país, así como las dudas por las urnas electrónicas, o el rechazo al resultado.

“El resultado electoral se dio y fue respetado por gran parte de la sociedad, pero algunos perdedores no lo aceptaron y están en la calle. ¿Qué exigen? Están frente a los cuarteles en casi todo el territorio nacional reclamando un golpe de Estado”, ha declarado Lula.

Las palabras del presidente de Brasil llegan después de una reunión con los 27 gobernadores del país que ha tenido lugar en el Palacio de Planalto. Los representantes de los estados se han solidarizado y ofrecido apoyo al gobierno federal, defendiendo la democracia y el diálogo para evitar una acción de este tipo en el futuro.

En la reunión, el gobernador de Sao Paulo y exministro de Bolsonaro, Tarcísio de Freitas, instó por la “pacificación” para que la “democracia brasileña se vuelva todavía más fuerte” con “gestos de todos los poderes” y de los gobernadores.

Otro escudero de Bolsonaro, el presidente de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, dijo en la reunión que “las instituciones no van a parar” y que se tomarán medidas contra “ese grupo que intentó dejar la democracia agachada”.

Ya la presidenta del Corte Suprema, Rosa Weber, manifestó a los gobernadores que la depredación en el interior del Palacio de Justicia la “entristeció de manera enorme”, pero que ese “lugar histórico”, lleno de “simbología”, será “reconstruido”.