POLÍTICA
03/09/2020 09:19 CEST | Actualizado 03/09/2020 17:13 CEST

Page: "El 80% de los casos que nos han llegado vinieron de la bomba radioactiva vírica que se plantó en Madrid"

"Nos irá bien o mal en función de lo que se controle o se descontrole en Madrid", ha insistido el presidente de Castilla-La Mancha, mientras que Illa descarta el confinamiento de la capital.

EFE/José del Olmo
El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en la inauguración la remodelación integral del IES Alfonso VIII este miércoles en Cuenca.

El presidente de Castilla La-Mancha, Emiliano García-Page, ha levantado ampollas con unas declaraciones que realizó este miércoles sobre los contagios de coronavirus procedentes de la capital.

“Esta región, en el 80% de los casos que nos han llegado, vinieron todos de la bomba radioactiva vírica que se plantó en Madrid. Nos irá bien o mal en función sobre todo de lo que se controle o se descontrole en Madrid. Esta es la realidad”, aseguró.

“Ni se imaginan hasta qué punto hay gente de Madrid que se está empadronando ahora en Castilla-La Mancha y que mañana, no digo pasado mañana, mañana ya nos están reclamando plaza escolar. Estamos prevenidos ante el efecto Madrid”, añadió el presidente regional.

Sus palabras han sido criticadas en Twitter, red social en la que algunos usuarios han expresado su indignación y le han pedido que se disculpe:

Este jueves el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha afirmado en SER Catalunya que considera innecesario un confinamiento perimetral en Madrid. En respuesta a los presidentes autonómicos de las dos Castillas, que reclamaban confinar la capital, ha asegurado que”Las medidas para contener el virus deben ser muy bien pensadas”.

Tras reconocer que ciudades como Madrid o Barcelona afectan a los territorios colindantes ha argumentado que “en líneas generales, se está haciendo un trabajo correcto”. 

Madrid responde a Page que “roza el rídiculo”

El consejero de Sanidad de la Comunidad, Enrique Escudero, ha afirmado en una entrevista en Telecinco que “tratar de buscar culpables” es “un argumento de una pobreza absoluta”.

“Es como si nosotros en esta segunda ola culpabilizamos a los temporeros que fueron a Lérida y que, luego, a partir de ahí fueron aumentando los contagios en el resto de comunidades autonomías... Me parece que son argumentos que casi rozarían el ridículo”, ha añadido.