INTERNACIONAL
13/08/2019 10:31 CEST | Actualizado 13/08/2019 18:10 CEST

La policía carga contra los manifestantes en el aeropuerto de Hong Kong el segundo día de bloqueo

La tensión sigue creciendo en el aeropuerto internacional.

REUTERS

El aeropuerto de Hong Kong ha suspendido por segundo día consecutivo el registro de pasajeros para todos los vuelos, después de que activistas prodemocracia bloquearan las terminales por segunda vez en dos días, a pesar de que algunos vuelos seguían aterrizando y despegando al final de la tarde.

La tensión ha ido incrementando conforme han ido pasando las horas y en este momento la policía está empleando gas pimienta contra los manifestantes, lo que podría ocasionar de nuevo bruscos enfrentamientos como en jornadas anteriores.

La violencia registrada durante las protestas en Hong Kong llevará a la ciudad “por un camino sin retorno”, advirtió este martes la jefa del gobierno hongkonés, Carrie Lam, favorable a Pekín, que a estas horas sufre un gran descrédito.

“La violencia, ya sea su uso o su justificación, llevará a Hong Kong por un camino sin retorno y hundirá a la sociedad de Hong Kong en una situación muy preocupante y peligrosa”, aseguró en una conferencia de prensa.

“Las operaciones en las terminales del aeropuerto internacional de Hong Kong quedaron seriamente perturbadas debido a una concentración pública”, han indicado las autoridades aeroportuarias en un comunicado.

Esto ha sucedido después de una breve reapertura, tras un aviso del administrado que publicaba en la aplicación oficial del Aeropuerto Internacional de Hong Kong a las 6.00 (hora local) los vuelos que iban a sufrir modificaciones y en el que se ha culpado a los manifestantes de detener los vuelos el lunes.

“El Aeropuerto Internacional de Hong Kong implementará la reprogramación de vuelos hoy con vuelos que se verán afectados”, ha indicado el comunicado.

A pesar de la reapertura del aeropuerto, la aerolínea Cathay Pacific, ha señalado que se ha cancelado este martes más de 300 vuelos.

EFE

Más tarde, la Autoridad del Aeropuerto de Hong Kong (AA) ha asegurado que está trabajando con sus socios para restablecer el servicio normal lo antes posible, pero ha informado de que se esperan más protestas.

“La AA trabajará en estrecha colaboración con sus socios comerciales con el fin de reanudar gradualmente las operaciones normales del aeropuerto lo antes posible”, ha indicado en un comunicado.

El desencadenante exacto que provocó el cierre del aeropuerto aún no está claro, ya que los manifestantes que ocuparon la sala de llegadas durante los últimos cinco días han sido pacíficos. La mayoría había abandonado el aeropuerto poco después de medianoche, aunque de nuevo este martes por la tarde (hora local) cientos de militantes prodemocracia se han manifestado según ha constatado la AFP.

Los manifestantes vestidos de negro, el color del movimiento prodemocracia, coreaban consignas como “Levántate Hong Kong, levántate por la libertad”, mientras los pasajeros se apresuraban a tomar sus vuelos que habían sido retrasados.

LA ONU pide investigar el uso ilegal de antidisturbios 

La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha asegurado hoy que hay evidencias de que las autoridades de Hong Kong aplicaron medidas antidisturbios de forma que contradicen las normas internacionales, por lo que han solicitado una investigación imparcial de estos hechos.

“Por ejemplo, se ha visto a agentes lanzando gas lacrimógeno directamente a manifestantes, sobre muchedumbres y zonas cerradas, con graves riesgos de provocar heridos o muertos”, ha destacado el portavoz de la oficina, Rupert Colville, en una rueda de prensa en Ginebra .

Las autoridades de Hong Kong deben investigar estos incidentes “inmediatamente” y cambiar sus prácticas antidisturbios en aquellos casos que contradigan los estándares internacionales, ha añadido.

Colville ha destacado que la alta comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos, Michelle Bachelet, está preocupada por la actual escalada de violencia en los últimos días en Hong Kong, cuyo aeropuerto, uno de los más concurridos del mundo.

La alta comisionada “condena toda forma de violencia y destrucción de la propiedad, y urge a todos los participantes en las protestas que expresen sus opiniones de forma pacífica”, ha subrayado Colville.

El portavoz también ha apelado a las dos partes en conflicto, autoridades y manifestantes, a “iniciar un diálogo abierto e inclusivo dirigido a resolver todos los desacuerdos de forma pacífica”, incluyendo la ley de extradición que inició el conflicto, pero también las acusaciones de violencia policial.

Photo gallery Disturbios en Hong Kong por la polémica ley de extradición See Gallery

ESPACIO ECO